2017/01/26

Brussels calling!

¡Hoy traigo noticias frescas (para la gente que aún siga por aquí)! Empieza una nueva etapa en mi vida y tengo la firme intención de plasmarla en el blog, tanto para ayudar a gente que siga los mismos pasos como para convencerme a mí misma de que lo que está pasando es real y no un producto de algún extraño delirio. Y es que tras meses de espera y semanas pegada al teléfono hablando con la mitad de burócratas de este universo, me han confirmado que a partir de marzo... ¡haré prácticas en la Comisión Europea! Sí, vuelvo a mi querida Bruselas y estaré encantada si alguien decide acompañarme en mis aventurillas en la "Euroburbuja".

La Comisión Europea actúa como una especie de gobierno para la Union Europea y propone y coordina la legislación y las políticas de los 28 estados miembros. Ofrecen prácticas dos veces al año para graduados universitarios en cualquier materia. La Comisión está compuesta por cientos de unidades especializadas en todo tipo de temas, desde economía y finanzas hasta energía y medio ambiente, por lo que todo el mundo puede trabajar de lo suyo, independientemente de lo que haya estudiado.

En próximas entradas explicaré el proceso de selección en mas detalle, con consejos, aspectos técnicos a tener en cuenta y demás, pero hoy me centraré en contar el final del proceso, la fase a la que ni en mis sueños más descabellados pensaba llegar: las entrevistas

Si te has planteado solicitar las prácticas que cada año ofrece la Unión Europea, seguramente te interese saber que el proceso de selección culmina en una interminable y agónica secuencia de llamadas telefónicas de mala calidad y tensión. Mucha tensión. 

Y si nunca has oído hablar de estas prácticas ni te interesan, quédate a leerlo igual, puede que te rías del infierno que me hicieron pasar

¡Allá vamos!


Fase 1: Euforia desmedida

You have been pre-selected and your application will be included in the Blue Book.

Esta es la fase más bonita, la que te llena de optimismo antes de caer al oscuro mundo de los ataques de ansiedad continuos. Estar en el Blue Book significa que tu candidatura ha entrado entre las mejores 2.500 (suelen aplicar entre 10.000 y 20.000 personas) y que tus documentos de estudios e idiomas han sido verificados con éxito (habrá entrada sobre los documentos también, me hicieron pasar una de las peores semanas de mi vida). Haber sido pre-seleccionado no significa nada porque hay 600 plazas para 2.500 personas, pero aún así por un breve momento sientes que vas a comerte el mundo. 



Fase 2: (Im)paciente espera
Una vez que entras en el grupo de los 2.500 mejores CVs, toca esperar a que alguna de las cerca de 500 unidades (que vienen a ser equipos de trabajo dedicados a un área en concreto) que hay te contacte. En este punto tienes dos opciones:
- esperar a que alguna unidad tenga interés en ti y te contacte.
- acosar a las unidades para hacerles saber de tu existencia (popularmente conocido como "lobbying").

Lobbying

Si bien es verdad que en un principio empecé por escribir un par de mails a las unidades, en seguida me cansé y decidí dejar que las cosas siguieran su curso. Es importante tener en cuenta que cada unidad elige a su Trainee de diferente manera, algunos te hacen entrevista telefónica, otros solo te mandan e-mails, otros ni siquiera te contactan y te eligen sin que tú lo sepas (va en serio), etc. 

Un día más tarde me llegó un mail de una unidad diciéndome si estaba interesada en trabajar con ellos. Pero, atención futuros candidatos, esto NO significa que te estén ofreciendo nada. Es la manera (muy poco clara) de la Comisión de decirte: "si te interesa, te meteremos en nuestra lista del Top 10 y de ahí elegiremos a alguien cuando nos venga en gana y no te vas a enterar del resultado hasta dentro de dos meses". Pasiva agresiva, ¿yo? Qué va.

Dije que sí a esa unidad y al día siguiente me contactó una unidad diferente, esta vez pidiéndome una entrevista




Fase 3: Cuando te pegas a tu teléfono movil cual lapa
Todas las entrevistas con la Comisión se hacen por teléfono. Y es muy común que te llamen de improvisto, según parece poco les importa si estás trabajando, en clase o donde sea. Por si eso fuera poco, llaman siempre desde un número privado, lo cual impide que luego tú les puedas devolver la llamada. A mí esos días me daba miedo hasta ir al baño.

La unidad que me pidió la entrevista me dijo que me llamaría entre las 15 y las 18.30, lo que se tradujo en una servidora sentada en una mesa de la uni mirando al móvil durante tres horas sin atreverse a apartar la mirada de la pantalla. Y, por supuesto, al borde de una taquicardia.



A eso de las 18 mi teléfono se iluminó y aparecieron tres palabras que me hicieron saltar de la silla cual posesa: Número privado - Bruselas.

Según lo que he vivido, leído y escuchado, la mayoría de las entrevistas que te hacen suelen ser bastante informales, te preguntan por tu vida, tu experiencia y tus motivaciones. Mi entrevista duró unos 25 minutos, y aunque los 15 primeros fueron relativamente relajados (todo lo relajados que pueden ser cuando hablas con esa gente), al final me soltaron joyas del tipo "¿Cuál es el mayor desafío de la Unión Europea en cuestiones de empleo?" y "¿Cómo resolverías el problema de la desigualdad?" Yo en ese momento solo quería colgarles, irme a una esquina y llorar el resto del día.

Adiós mundo cruel

De alguna manera contesté a las preguntas, les di las gracias y colgué, sofocada y roja como un tomate por la tensión. Por aquel momento ya me parecía increíble que DOS unidades me contactaran, teniendo en cuenta que no tengo ni máster ni experiencia laboral, el hecho de pasar la preselección ya lo consideraba un milagro. Así que imaginad mi sorpresa cuando, una semana más tarde de la primera entrevista, me sonó el móvil en medio de una cafetería repleta de gente y al cogerlo, escuché: "Hola, me llamo SeñorBurócrataAnónimo y la llamo de la Comisión Europea".



Fue la llamada más confusa de mi vida, tuve que salir fuera de la cafetería para poder escuchar algo, la cobertura daba asco, las campanas de la catedral empezaron a sonar (suena a chiste, pero pasó de verdad)... El hombre del teléfono me dijo (creo, porque por si alguien no se ha enterado, se oía fatal) que les había llamado mucho la atención mi CV y que les gustaría que fuera con ellos si me interesaba lo que hacían. 

Yo les dije que sí, que lo que hacían me interesaba mucho y que me encantaría ir. Su respuesta fue que a la vuelta de Navidades volvería a llamarme la persona responsable. 

De modo que se suponía que tendría que esperar hasta después de las vacaciones para recibir algún tipo de respuesta, porque las dos primeras unidades que me habían contactado no habían vuelto a dar señales de vida tampoco. Las vacaciones pasaron, fui a casa, comí, vi la tele, quedé con amigos, con la familia, me pasé horas tumbada, no hice nada para la uni y procuré no volverme demasiado loca con la Comisión. Esto último me funcionó bien hasta que el día de Reyes me llegó otro mail de OTRA UNIDAD pidiéndome otra entrevista.



Hablamos unos 20 minutos, me hicieron pocas preguntas, una de ellas si había tenido algún tipo de formación o experiencia sobre el sector bancario. Yo respondí que no, que no me había enfocado en eso pero que me interesaría aprender. En ese momento ya sospechaba que no tenía nada que hacer, pero cuando tocó despedirse ya definitivamente pensé que había fastidiado mi oportunidad al despedirme con un casual (e inapropiado, diría yo) "See you!". Seriously, ¿A QUIÉN SE LE OCURRE?



Peeero... media hora más tarde de colgar ¡me ofrecieron el puesto! Tardé un buen rato en digerirlo, y mis padres creo que también xD. Claro que antes de decir que sí a estos intenté por todos los medios contactar con las demás unidades con las que había hablado, esperando sonsacarles alguna respuesta. Sin embargo, era ya viernes por la tarde y no tuve éxito. Me daba rabia no poder esperar a la respuesta de las otras unidades para tomar una decisión más meditada, pero como esta última unidad era la única que me estaba ofreciendo un puesto directamente y por escrito, les escribí que aceptaba. Bonito, ¿no? Pues esto no ha acabado.



Fase 4: Esto no me está pasando a mí
El primer lunes después de las vacaciones de Navidad me llamaron desde la tercera unidad, diciendo que habían leído el e-mail en el que les decía que me habían ofrecido otra cosa, y repitiendo "qué desafortunado, qué desafortunado". Y lo que me dijo a continuación fue uno de los mayores shocks de mi vida:

Ellos ya me habían elegido a mí. Y la segunda unidad (los de la primera entrevista) también. Y yo ya había dicho que sí a la cuarta unidad.

Al parecer, había sido seleccionada hacía semanas y nadie me había dicho nada. Bravo.



En resumen, al final recursos humanos contactó conmigo y tuve que elegir YO entre las tres unidades. No antes sin entrar en pánico, llamar a mi madre y dar vueltas como una desquiciada por todo el campus, claro está. 

Al final me decanté por la tercera unidad, que trabaja con la unificación de la política fiscal como siguiente paso a la unidad monetaria. Por lo poco que sé hasta ahora, formaré parte de un grupo de economistas que analizan datos y redactan propuestas fiscales para los países de la Unión. 

Además, un aspecto genial del programa de prácticas de la Comisión es que organizan actividades para los 600 trainees de cada sesión, desde conferencias y reuniones hasta fiestas y viajes. Así que no pinta mal la cosa.


Fase 5:
Creo que no hace falta más explicación

Espero que no se haya hecho demasiado larga la entrada, fue un proceso de locos que no esperaba vivir jamás de los jamases, y quería escribir sobre ello aquí para recordar la historia y contársela a mis nietos xD. 

Hoy al fin he recibido el contrato oficial y a principios de marzo empezaré esta nueva aventura, ya iré contando cómo me adapto a ese mundillo. A juzgar por mi manera de despedirme en una entrevista de trabajo con un "see ya!", algo me dice que tendré que hacer un esfuerzo en temas de protocolo, etiqueta y, en resumen, modales

À bientôt!

6 comentarios:

  1. Hola! Felicidades, me alegro muchísimo por tí. Al final, la odisea del proceso de selección mereció la pena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! :D
      Desde luego, te lo hacen pasar mal, pero creo que merecerá la pena!

      Eliminar
  2. WHOAH!
    Mega mega enhorabuenaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  3. Felicitaciones! Se que te ira increiblemente bien :)
    Te recomiendo que escuches este video en donde una chica española cuenta su experiencia con las practicas de la Comision Europea, cuenta como las consiguio y demas."Cómo conseguir unas prácticas con la Comisión Europea, con Nómada de Mudanza": https://www.youtube.com/watch?v=UDQX8j-3h-k
    Saludos desde Colombia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! :)
      Te agradezco el link también, sin duda muy útil para entender el proceso de selección! Y también encontré el blog de la chica que habla en el que cuenta sus vivencias, no lo conocía!
      Saludos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...