2016/12/29

DIARIO: Una Nochevieja en París (Parte 3 de 3)

¡He vuelto! Hoy traigo una entrada acorde con esta época del año. Me he propuesto acabar el diario de Nochevieja 2014-2015 en París antes de que acabe 2016, diario que aún no he acabado aunque llevo meses recordándome que queda esta entrada por escribir. Mejor tarde que nunca, que dicen algunos. Si no has leído la primera parte y la segunda parte (o si las leíste allá por el paleolítico superior cuando las publiqué y no te acuerdas), ahí los enlaces. Si la última vez os hablé del poco estilo que tuvo nuestra última cena del 2014, hoy vengo con cantidad de fotos de la ciudad de las luces iluminada por Navidad.


Tras dormir toda la mañana, el día de Año Nuevo nos dignamos a salir de la cama a eso de la una de la tarde, y entre que comimos, nos preparamos y tal y cual, no salimos de casa hasta dadas las cuatro. Y sorpresa, ya se sabe lo que pasa en invierno en la mayoría de países europeos a las cuatro de la tarde. Oscurece. De modo que no, no vimos la luz del sol el primer día del 2015. Buen comienzo.



A pesar del fallido primer intento de ver la Torre Eiffel iluminada, decidimos volver y ver si el ambiente se había calmado. Así fue y pasamos un buen rato sacando fotos a las luces, el carrusel y la torre, para después caminar hacia el Arco del Triunfo y hasta la Place de la Concorde por los Campos Elíseos. A mi cámara le cuesta sacar fotos de noche y puede que algunas estén borrosas, pero las calles estaban impresionantes.

La Torre Eiffel (primera foto de tantas)


It's Christmas time!




Campos Elíseos

Arco del Triunfo

Place de la Concorde

Al día siguiente, el último que pasaríamos en la capital francesa, hicimos fundamento y nos levantamos con el resto de seres humanos. Fuimos a la zona del Louvre y desde allí caminamos por la orilla del río al museo Orsay y la zona de Notre Dame. Nos llovió un poco pero al final se quedó un día que, a pesar de ser nublado y gris (lo que viene siendo un día de invierno estándar, vamos) le daba un aire más misterioso a la ciudad que, al haberla visitado siempre en verano, yo no había conocido hasta entonces.

Jardines del Louvre

Con niebla
Louvre
Sena


Musée d'Orsay

El icónico metro

Macarons caros. Muy caros.



Notre Dame

Ayuntamiento

Para terminar el viaje por todo lo alto, optamos por lo que mejor se nos da: hacer el ridículo. Esta vez el ridículo tomó la forma de patinar sobre hielo en la plaza del ayuntamiento, algo que estuvimos a punto de no hacer por las colas que ahí se forman. Al fin nos decantamos por esperar la horrible cola pero he de decir que mereció la pena a pesar de la multitud, es algo que haces una vez en la vida y es una sensación especial patinar ahí con vistas a Notre Dame y bellas fachadas parisinas. No recuerdo cuánto pagamos, pero no sería una cantidad escandalosa si nos dignamos a abrir las carteras. Serían aproximadamente 6 euros.





El día 3 de enero de 2015 yo volví a terminar los últimos exámenes de la carrera y mis amigas a nuestra ciudad natal. Tengo un bonito recuerdo de aquel viaje y aunque muchas anécdotas hayan caído en el olvido porque alguien no se dignó a escribir estas entradas antes, espero que esa Nochevieja tenga siempre un lugar en mi memoria (y si no, ahí están las decenas de vídeos vergonzosos para que no se me olvide xD).

Para terminar, os dejo con la banda sonora de Amélie, que le va como un guante a una entrada sobre París.

¡Feliz 2017! #ProcrastinationRules


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...