2016/05/26

Reconciliándome con Freiburg

Hello... It's me... 
No sé si quedará alguien por estos lares después de cuatro meses, pero hoy me digno a actualizar. La intención es volver a escribir en el blog con cierta regularidad, ahora que una época bastante mala ha pasado y vuelvo a tener una vida. Y es que el primer semestre en la capital de la Selva Negra ha distado mucho de ser ideal, en parte por malas decisiones mías y en parte por una casera loca que se me cruzó por el camino (parezco tener un imán para gente desequilibrada xD). Aquí resumo el pasado semestre y os cuento lo que los próximos meses me deparan. 



Hace un tiempo escribí la entrada "Quien ríe último ríe mejor", inocente de mí. En dicha entrada Ampelfrau rebosaba de alegría por haber encontrado trabajo y una habitación en la que vivir. Pues dichos elementos resultaron ser las principales causas del preocupante estado de estrés en el que pasé prácticamente todo el semestre. Empiezo la entrada contando lo malo y después acabaré con un tono más positivo, comentando los planes de futuro (un futuro próximo, porque no tengo ni idea de qué hacer con mi vida después del master xD) y para finalizar haciendo un poco de publicidad del blog con las entradas que publicaré próximamente. 




Crazy is all around. ¿Hasta qué punto aguantar caprichos absurdos en una convivencia?
En un principio pensaba dedicar una entrada completa a esta historia pero luego decidí que no merecía la pena. La persona en cuestión me causó nervios y estrés durante meses y no voy a dedicarle una entrada solo a ella. 

Os pongo en situación: la mejor opción de alquiler que encontré en Freiburg fue una habitación por 460€ en una casa compartida con una señora de 60 años. Al principio pensé que podría no ser tan malo porque la señora en cuestión me dejaría a mi aire (por la diferencia de edad no íbamos a tener mucho en común y cada una haría su vida, esa era la teoría). Pues no. Mal pensado. Debo decir que en general soy una persona paciente, al ser au pair dos veces te convalidan el título de Paciencia Avanzada Nivel Buda. Pero la señora era demasiado incluso para alguien con paciencia aupairil.

Intento no alargarme en explicar por qué vivir con dicha mujer era todo menos fácil, mejor os dejo con el Top 7:


1. Tenía una escoba tan especial tan especial tan especial, que no podía tocar el suelo del armario en el que estaba guardada. Una escoba. Fuck logic.



2. No uso mucho perfume. Pero una vez me eché una dosis (o un flis, como yo lo llamo) con la ventana abierta y tuve que escuchar que... a la delicada señora le había dado asco y que estuvo sin poder comer hasta las 12 del mediodía por culpa de "la cantidad de perfume que me había echado".



3. La limpieza. El tema estrella en el retorcido cerebro de este ser. Me río de Sheldon Cooper. Por supuesto, yo siempre limpiaba mal, nunca era suficiente y siempre quedaba alguna esquina detrás de algún armario en la que quedaba algo de polvo. Pues ella, en vez de decirme como una persona normal cómo quería que limpiara (al fin y al cabo estaba en su casa y comprendo que yo tenga que amoldarme), me soltó: "Hay cosas que no han quedado bien limpias. No te diré qué cosas son. Cuando me toque limpiar a mí, no las limpiaré, y así [cuando se acumule la mierda] te darás cuenta de lo que habías hecho mal. Olé tú. 




4. Le molestaba que hablase a volumen normal por skype a las 9:30 de la noche. Apaga y vámonos.



5. Tenía una cerámica tan cara, especial y maravillosa que Ampelfrau con sus manazas de gorila no podía tocar. Y con tocar no me refiero a que no podía utilizarla, sino a que no tenía permitido ni llevarla del lavavajillas al armario. No parece tan malo (y no lo es, dado el nivel de locura general), y no me molestó hasta que un día se largó UNA SEMANA de viaje dejando la supercerámica secándose en la encimera de la cocina. Pasé la semana con medio metro cuadrado para cocinar por sus queridas tazas. Pero claro, si mi sartén se quedaba al lado del fregadero secándose una noche, había problemas.




6. En mi habitación había un sofá tan caro que debía estar cubierto por mil mantas a todas horas y que apenas podía utilizarse por si se rompía. Digo yo... si no puedes sentarte tranquilamente en un sofá, y no puedes ver el sofá porque lleva tropecientos trapos encima... ¿Por qué narices tienes un sofá? 




7. Acabamos con algo anecdótico. Metía los envases de yogur (¡incluídas las tapas!) en el lavavajillas. Al principio pensé que las reutilizaba, cosa a la que veo sentido. Pero luego vi que los botes y las tapas, brillantes tras haber pasado por el lavavajillas, iban directamente a la basura. Porque limpiar los botes para quitar los restos en el fregadero es para paletos. WTF.



Y hay mucho más, pero me parece que ya me he alargado demasiado con este individuo. Admito que era su casa y que estaba acostumbrada a vivir así, pero yo pagaba 460 euros al mes y no tenía por qué obedecer cada uno de sus caprichos. Tuve mucha paciencia, esperé unos meses para ver si la situación mejoraba, hablé con ella para decirle que me sentía incómoda con algunas cosas pero nada cambió. 

Al final decidí mudarme, el proceso para finalizar el contrato no fue bonito, hubo abogados, amenazas y sobornos. Conocéis mi tendencia a la exageración, pero la parte de abogados y amenazas es real, tuve que acudir al abogado de la uni en busca de consejo porque no podía seguir en esa casa y a la señora le sentó muy mal porque lo hice cuando ella estaba de viaje. Admito que no fue la mejor manera de proceder pero había aguantado demasiado y los exámenes estaban a la vuelta de la esquina, así que tuve que actuar en el momento. 



No contaré toda la historia, hubo una discusión en la que me llamó de todo y se quedó con la fianza, pero al final conseguí lo mejor para mi salud mental, a base de suplicar me concedieron una plaza en una residencia de estudiantes y ahora vivo muy tranquila hablando por skype cuando quiero, dejando escobas en el suelo y aireando los abrigos en el balcón durante días si me apetece. Pago 250 euros al mes, tengo un contrato de 3 años, puedo traer a gente de visita y tengo amigos que viven en la misma resi. De modo que parece que el tema del alojamiento en Friburgo ha tenido final feliz.



Vamos a algo menos dramático... el trabajo
Aquí no voy a enrollarme tanto. El trabajo en la escuela de idiomas era genial, practicaba alemán, trabajaba con otros estudiantes, tenía tiempo para estudiar para el máster y me pagaban bien. Ninguna queja al respecto, era el trabajo ideal para un estudiante. El problema fue que tenía más horas de uni de las que me habían dicho al principio y si a eso le sumaba las 15 horas semanales en el trabajo, acababa pasando 12 horas diarias en la uni, todo el rato sentada y sin respirar el aire ni un rato en el que desahogarme con mis amigos.

A eso se le sumó la situación con la casera y la presión de los exámenes y no daba más de mí, estaba sin energía, todo el día preocupada por todo lo que tenía que hacer e incluso dando vueltas a todo lo que podía salir mal (ya se sabe que el estrés acentúa los miedos). Finalmente decidí no alargar mi contrato a partir de marzo, que era cuando acababa. 


En resumen, de diciembre a marzo no tenía vida, no fui yo misma por la falta de energía y el exceso de presión y no me quedó otra opción que deshacerme de lo que me creaba estrés para evitar acabar aún peor. Admito que fui afortunada, soy consciente de que no todo el mundo puede mudarse o dejar el trabajo de un día para otro. Aún así, valoro la suerte que tuve al poder tomar las medidas necesarias.



New semester, new life
El semestre pasado fue un desafío para mí, pero logré (aún no sé cómo) aprobar los cinco exámenes con buena nota y llegar medianamente cuerda a marzo. Desde ahí, todo ha sido otra historia, la misma noche del último día de exámenes fui con mis amigos a Feierling, una de las cervecerías más famosas de Freiburg, a celebrar por todo lo alto. A partir de ahí, he tenido tiempo de tomar algo con ellos, ir al cine, dar paseos, quedar para cocinar, ir a hacer senderismo, acudir a fiestas de cumple y reírme mucho más de lo que me reí en los seis meses anteriores. 

Desde marzo hasta mediados de abril en Alemania las universidades tienen vacaciones, tiempo que aproveché para visitar a una amiga en Edimburgo (con excursión a Glasgow incluida) e ir a casa y pasar unas semanas con mi familia.



Ahora, el nuevo semestre está yendo mucho mejor. Tengo cuatro asignaturas y un seminario que parecen ser bastante exigentes, pero me gusta lo que estoy estudiando (económicas, por si no lo había mencionado antes) y entre la gente de clase nos llevamos bien. 

Me he apuntado a un curso de holandés, soy parte algunos grupos estudiantiles e incluso me queda tiempo para largas charlas en la cafetería, hacer algo de deporte y disfrutar del buen tiempo que parece que lentamente va llegando a Freiburg. ¡Y volví a Rosenheim con mis enanos! Ni comparación con el semestre anterior, vaya.





Los próximos meses...
- La semana que viene me visita la amiga que estuvo en Edimburgo y haremos un par de excursiones por los alrededores. Pero además de eso... ¡celebro mi cumple!

- A finales de Junio vuelvo a una de las ciudades a las que más cariño tengo... ¡Bruselas! 

- Luego vienen los exámenes, nada interesante que contar xD.

- Y al terminar con los exámenes, ¡mis padres y mi hermana me visitan en Freiburg! Pasaremos unos días aquí, otros cuantos en Strasbourg y después vuelvo a casa con ellos hasta octubre. 

No pinta nada mal, ¿verdad?



Recordatorio para entradas pendientes + fotos de Freiburg
Después de tanto tiempo entendería que ya nadie se pasase por aquí, pero por si hay alguien que haya leído esta entrada hasta el final, he aquí lo que tengo pensado publicar próximamente, puede que consiga convencer a alguien para seguir leyéndome xD.

- Últimas entradas sobre Nochevieja en París.

- Ampelfrau vuelve a los Alpes... Lo que queda de mi visita en octubre y la visita más reciente, en mayo.

- ¡Viaje a Escocia!

- Excursión a Berna en enero, la guía definitiva para visitar un país fuera de la UE sin pasaporte ni moneda local.

- Mi vuelta a Bruselas <3

- Excursiones varias que puede que haga de aquí al verano. 

- Cosas varias que se me vayan ocurriendo.

- Ideas que algún lector me dé sobre algún tema que le interese. Mándame un mail si te gustaría que escribiese sobre algo en concreto: theampelfrauadventures@gmail.com


















¡Hasta pronto! :D

8 comentarios:

  1. Qué alegría me he llevado al ver en la lista de blogs una entrada tuya :D Precisamente yo también acabo de escribir una entrada después de casi dos meses de estar desaparecida por la blogosfera.

    ¡Menudo horror la mujer! Admito que me he reído mucho con sus manías de bruja loca, pero no me quiero ni imaginar el suplicio por el que has tenido que pasar... Menos mal que ya estás en una residencia de estudiantes y que todo se ha solucionado. No recuerdo en qué residencia me dijiste que habías obtenido plaza, ¿al final en Stusie?

    Seguro que este semestre te va a ir genial por Friburgo y que tu opinión sobre la ciudad cambiará en un abrir y cerrar de ojos. La ciudad en verano es tan idílica que es imposible no enamorarse de ella. Por cierto, yo estaré a partir del 1 de julio haciendo prácticas en una escuela de idiomas cerca de la Mensa, así que igual podemos vernos de nuevo, a tomar un café/helado para despejarte entre tanto examen.

    Espero leer pronto más entradas tuyas, porque ya las echaba de menos.

    Un abrazo muy fuerte desde Leipzig.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa :)
      Por suerte la historia de terror acabó y todo eso queda para el repertorio de anécdotas ;). Estoy en Vauban, también conocido como Hippielandia jajaja, me encanta la zona, es tranquila pero a la vez llego a la uni en 15min!

      Tenías razón sobre lo de cambiar de opinión sobre la ciudad. No es que antes no me gustara, pero no tuve oportunidad de disfrutarla. Al contrario que ahora, qué bonito es tener tiempo libre xD.

      Ohhh sé que escuela es! Jajajaj sí, yo encantada de vernos por aquí y apalancarnos al sol en algún lado ;)

      Un beso!

      Eliminar
  2. Qué fuerte que andes por la que era mi ciudad! Qué mala suerte, jolin, eso de vivir así es lo peor que te puede pasar,no se cómo aguantaste tanto tiempo.Me alegra que estés por aquí de nuevo! Un saludo desde Berlín !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que se te hará curioso ver fotos de otra persona de una ciudad en la que has vivido, espero que te hayan traído buenos recuerdos ;)
      Saludos!

      Eliminar
  3. Hola,
    Que alegría encontrarme con una nueva entrada, ya las extrañaba, y gracias por estás nuevas y maravillosas imágenes.

    Saludos desde Colombia,

    Andrea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Me alegro mucho de que te haya gustado, espero seguir actualizando regularmente que luego si no lo hago me da rabia xD.
      Saludos!

      Eliminar
  4. La okupa de turno9 de junio de 2016, 13:29

    Ampelfrau!
    Acabo de terminar de leer todo tu blog cuya existencia descubrí hace dos días a horas indignas de la noche en la habitación de tu residencia ;)
    Me ha encantado. Espero que escribas de nuevo en breves. Ha sido genial leer todas tus aventuras y rememorar aquellas en las que he participado dando pena contigo por el mundo (de que otra formas iba a ser pues?).
    Pues eso, lo dicho, espero con ganas las nuevas entradas y a ti te espero de vuelta en nuestra "amada" ciudad en verano.
    Muxus!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Okupa ;)
      Uhhh pronto vendrá (espero) el diario de Escocia 2016, igual te obligo a escribir algo xD. Este comentario seguro que ni lo lees, puedo amenazar lo que quiera jajaja.
      En nada volvemos a vernos!!!!!! Un muxu!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...