2016/01/12

La alimentación del estudiante viajero

Hoy traigo un post sobre cómo comer barato en viajes siendo pobre. Si has leído esta entrada sobre los viajes de estudiantes mendigos, habrás llegado a la conclusión de que no somos personas normales. Y consecuentemente con nuestra anormalidad, tampoco comemos como personas normales. Como muestra inicial os he puesto esa foto de una de nuestras cenas en el viaje a Baviera en otoño de 2013. Diréis, "vaya cena más vagabundil". Pues solo diré que fue la cena más digna de todo el viaje. En tu época de estudiante (y puede que más tarde también) seguro que has hecho al menos una cosa de la siguiente lista. Absténganse personas equilibradas y cuerdas.



1. Arrasar con el super antes de ir
La regla número uno (o una de ellas) de los viajes ultra-low-cost es:

- NO GASTAREMOS EN COMIDA -


El objetivo es minimizar los costes del viaje y todos sabemos que para comer en restaurantes cuando eres estudiante te hacen falta muchos riñones, porque tienes que ir donándolos para poder permitirte pagar las clavadas. Pues bien, la solución es gastar lo mínimo en comida y para eso los estudiantes recurrimos a lo más barato: tirar de supermercado.

Da igual que galletas con chocolate y patatas fritas haya en todos los países del mundo, ni que el queso para el sandwich de la comida puede comprarse en el lugar de destino. Se coge todo lo posible antes de partir de viaje, porque otra de las normas de los viajes mendigos es:

- LO QUE GASTAS ANTES DE IRTE DE VIAJE, NO SON GASTOS DE VIAJE -

Desconozco la razón pero psicológicamente es así. Luego vuelves de la escapada en cuestión diciendo con todo el orgullo del mundo "sí, fuimos tres días a Praga y solo gastamos 15€ en comida". Todo el mundo te admirará, pero lo cierto es que antes de irte a Praga has vaciado los cinco supermercados de tu barrio y has metido en la maleta desde el embutido para todos los días hasta el azúcar del café de las mañanas. Pero eso no lo compraste en Praga, así que no cuenta.



2. El extraño mundo del tupper
Esto era un clásico en nuestros viajes. Intentábamos comer lo más dignamente posible y en vez de basar nuestra alimentación en bocadillos cutres con todo tipo de ingredientes crudos, la basábamos en bocadillos cutres con todo tipo de ingredientes AL HORNO. Y eso daba categoría.

El día antes del viaje le echábamos imaginación y pensábamos cómo combinar la comida barata del supermercado. Elegíamos los ingredientes, los troceábamos, los poníamos encima de una rebanada de pan de molde y ¡al horno! Luego esta "comida" iba al tupper y se pasaba un día entero estrujada dentro del mismo hasta que nos daba por comerla. Para entonces, claro está, ya se deformaba, rompía, daba la vuelta, derretía, etc.



3. Cualquier momento/lugar es bueno para comer
Llevas en un tren tres horas y ya no tienes nada que hacer sin molestar a los demás pasajeros con el ruido. El silencio reina hasta que un iluminado pronuncia las mágicas palabras: "eh, ¿cenamos ya?". Da igual que sean las cuatro de la tarde que las once de la noche, si te aburres en un tren y llevas cinco tuppers llenos de comida estrujada en la maleta, se acaba comiendo.

Y lo mismo se aplica si tienes que hacer tiempo a las dos de la mañana en una ciudad porque vas a dormir en la estación pero no piensas pisarla hasta que te caigas del sueño. Te sientas en un banco, abres un tupper con, por ejemplo, patatas cocidas (ejemplo real) y te las comes junto con tu ya escasa dignidad.




4. Si pagas comida, sácale todo el partido que puedas
¿Qué pasa cuando unos tuppers vacíos se juntan con un desayuno buffet de 6€? Efectivamente. Los estudiantes lavan los tuppers con toda la discreción de la que son capaces (o sea, ninguna) en el baño del hostal y vuelven con cara de sospechosos a pagar el desayuno.

Y a continuación comienzan los juegos del hambre del mundo buffetil. Cada miembro del grupo de se levanta tropecientas mil veces a rellenar su plato y agarra todo lo que ve sin que el staff del hostal lo pille y mate. Como la cornucopia, más o menos.

Listos para arrasar en el buffet


5. ¿Suerte? ¿Qué es eso?
Y es que para una vez que os dignéis a pagar por una comida, os perseguirá Murphy. A nosotros nos pasó en Praga, queríamos probar platos típicos checos y, como personas respetables, entramos a un restaurante para comer algo y... ¡atención! Pagar por ello. Teníamos un tour guiado en una hora, pero debería bastar para comer algo y reunirnos con el guía. Já.

Nos tocó un día lluvioso, por lo que el restaurante estaba más lleno de lo habitual. Pedimos comida pero a pesar de esperar una hora entera no la trajeron, y como nos teníamos que ir, nos negamos a pagar por algo que no nos habían servido. El resultado fue una bronca monumental con los dueños del restaurante, además de casi perder el tour.

Moraleja: estudiante, el universo no quiere que comas nada digno en tus viajes, ni lo intentes.

Después del tour cenamos a lo grande, eso sí

¡Cuéntanos las experiencias de tus viajes mendigos! Este tipo de viajes dan mucho juego y muchas anécdotas, seguro que recuerdas alguna :)

10 comentarios:

  1. ¡Lo que me he podido reír con esta entrada! Yo soy muy fan del mundo del tupper en mi día a día, aunque admito que cuando estoy en un país extranjero intento ir alguna que otra vez de restaurante para probar la comida típica. Siempre y cuando ese país no sea Suiza, claro. En ese caso sí que hay que coger provisiones antes de cruzar la frontera si no quieres tener que quedarte friendo patatas en el McDonald's para poder pagarte el menú ahorro.

    Es una vergüenza lo que os hicieron en Praga... Y eso que en la República Checa se puede comer muy bien y a un módico precio (y beber, beber como un cosaco sin dejarte la paga del mes).

    Espero que todo vaya genial por Friburgo. Me muero de ganas de estar allí en cuestión de dos semanas :)

    ¡Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh sí el mundo del tupper es fascinante! Te abre millones de posibilidades. Uyyy... lo de Suiza miedo me da. Voy el sábado por primera vez y no sé qué esperarme... creo que evitaré sacar la cartera en todo el día. Lo malo es que estamos en pleno invierno y temo el momento en el que tenga que meter algo caliente al cuerpo sí o sí. En fin, habrá entrada sobre cómo ser pobre y viajar a Suiza.

      Friburgo esta precioso, todas las calles están nevadas :).

      Un beso!

      Eliminar
  2. Hola!
    Me ha encantado tu entrada! y he leído más de tu blog y me gusta mucho como escribes.
    Soy mexicana y estoy trabajando como au pair en Alemania, también escribo un blog por si gustas pasarte. https://aupairlifeingermany.wordpress.com/

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Encantada de tenerte por aquí, me alegro de que te guste el blog, también leo el tuyo :)

      Muchos saludos!

      Eliminar
  3. ¡Me ha gustado mucho tu entrada! Me he sentido muy identificada en algunas de las cosas que dices jajaja Lo que se hace por viajar, verdad?

    Un saludo.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajaja los pobres nos entendemos entre nosotros ;). Luego las anécdotas cutres no nos faltan!

      Saludos!

      Eliminar
  4. Hola Ampelfrau,
    Sé que no es el lugar, pero te escribí en un antiguo Blog tuyo por un tema que me interesaba muchísimo, y temía que se perdiera en el ciberespacio :)
    Se trata de un post que escribiste sobre tu traslado a una universidad alemana. Me gustaría pedirte alguna información (por favor por favor por favor) que sería muy importante para mí. Mi email es elsoldejade@gmail.com y te estaría eternamente agradecida si pudieras contactarme.

    Muchas gracias por el maravilloso blog que haces y espero que no te moleste mi consulta.


    Un abrazo.

    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Gracias por tu comentario!
      Todo lo contrario, encantada de recibir preguntas sobre estos temas aquí :). Te envío un mail ahora mismo y puedes preguntarme lo que quieras!
      Me alegra que te guste el blog!

      Saludos!

      Eliminar
  5. Vivan los tuppers!! Lo que se hace por viajar lo máximo posible jajaga!! Nosotros dejamos todo en España y estámos viajando por Asia. Tailandia es muy barata para comer y aún así aprovechamos todo lo gratis!un día vimos en la calle una cola muy larga llena de Tailandeses de edad media 70 años esperando comida gratis de un festival vegetariano. Allí que nos pusimos a esperar, los únicos extranjeros, hombreee!
    Otro día en un centro cultural había una presentación de un artista, estaba la tele, la prensa...y un maravilloso catering gratis!! Toda la gente muy fina vestida y nosotros mochileros totales comimos gratis ese día!vinito y todo, eh!!
    En Malasia,Kuala Lumpur que es un pelin más caro en los supermercados merendabamos gratis a base de las degustaciones de comida, te y cafés!!!
    También visitando los templos Sikhs en la India, Tailandia y Malasia hemos comido gratis! Son muy amables, te enseñan el templo y te invitan a comer una deliciosa comida hindú vegetariana! A cambio les ayudas a fregar los cacharros o das una donación.
    Somos cutres? Que quieres que te diga, tb hemos hecho inmersión cultural a la vez, nos encantaa!! Nosotros somos del bajuneo, cuanto mas estiremos el dinero, más alargaremos esta aventura!
    Saludos viajeros
    doshaciendofotos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Vivan los tuppers!! Lo que se hace por viajar lo máximo posible jajaga!! Nosotros dejamos todo en España y estámos viajando por Asia. Tailandia es muy barata para comer y aún así aprovechamos todo lo gratis!un día vimos en la calle una cola muy larga llena de Tailandeses de edad media 70 años esperando comida gratis de un festival vegetariano. Allí que nos pusimos a esperar, los únicos extranjeros, hombreee!
    Otro día en un centro cultural había una presentación de un artista, estaba la tele, la prensa...y un maravilloso catering gratis!! Toda la gente muy fina vestida y nosotros mochileros totales comimos gratis ese día!vinito y todo, eh!!
    En Malasia,Kuala Lumpur que es un pelin más caro en los supermercados merendabamos gratis a base de las degustaciones de comida, te y cafés!!!
    También visitando los templos Sikhs en la India, Tailandia y Malasia hemos comido gratis! Son muy amables, te enseñan el templo y te invitan a comer una deliciosa comida hindú vegetariana! A cambio les ayudas a fregar los cacharros o das una donación.
    Somos cutres? Que quieres que te diga, tb hemos hecho inmersión cultural a la vez, nos encantaa!! Nosotros somos del bajuneo, cuanto mas estiremos el dinero, más alargaremos esta aventura!
    Saludos viajeros
    doshaciendofotos.blogspot.com

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...