2015/07/25

Siempre nos quedará Bruselas

Esta semana ha sido una locura, y no he sabido cómo escribir esta entrada, ni qué incluir en ella. Tuve un episodio dramático con el mediano y no ha querido hablarme delante de los padres durante una semana (¿quién dijo drama queen?), lo cual ha causado que haya estado algo desanimada esta semana. A todo esto hay que sumarle el hecho de que me queda poco en Bruselas, y el hecho de que el mayor se ha ido de campamento y ya no le vuelvo a ver. La despedida fue muy triste, como en una peli de esas de llorar, le cogí un cariño enorme a la criatura, al igual que él a mí. Hoy os cuento estos últimos días y la despedida con el mayor.


Viernes, 17 de julio
Del episodio dramático con el mediano poco voy a hablar, no es algo que quiera tener aquí de recuerdo para mi yo del futuro. Para calmar las ansias cotillas y advertir a futuros au pairs de que por mucha atención que una au pair ponga en los niños, cosas malas les pueden pasar, resumiré lo que pasó el pasado viernes en unas pocas líneas.

Volvíamos el mayor, el mediano y yo a casa de su campamento urbano cuando le pedí al niño que llevara su mochila, la cual había llevado yo hasta el momento, pero que ya no podía llevar más porque cargaba ya con demasiadas cosas. El niño no quiso. Insistí (sin gritar). El niño lloró. Seguí andando con el mayor para que viese que sus lloriqueos no funcionaban conmigo. El niño se quedó en el mismo punto llorando. Volví con el mayor para decirle que se viniese con nosotros. El niño lloró más. Dije (insisto, sin gritar y con toda la calma del mundo) que se estaba portando como un bebé y di unos pasos adelante, decidida a que no se saliese con la suya, al fin y al cabo le había pedido que llevase una mochila. El niño huyó.



Tal cual, cogió y se largó. Y se pasó una hora caminando solo, hasta que la policía lo encontró. Toda una escena. Luego el crío para llamar la atención de los padres no quiso hablar conmigo durante una semana, y hoy, la primera vez que ha estado solo conmigo ha dicho que "hiciésemos las paces". Al final lo único que quiere es atención, y si los padres se la dan cuando es un asqueroso conmigo, ¿para qué llevarse bien con la au pair? Vaya, he hablado más de lo que quería del tema. 


Sábado, 18 de julio
El sábado fui con el mayor al Bois de la Cambre a patinar como despedida :'(. Fuimos en bus, dio el cante como siempre, esta vez le dio por atarse el cinturón que había en el bus para los coches de bebés. 

Llegamos al parque y comenzamos a patinar, la primera vuelta la hicimos normal, pero en la segunda empezó a tirarse por el suelo, ponerse el dedo de bigote y afirmar que se llamaba Gerard (como habréis supuesto, no se llama así). Luego le dio un brote raro y empezó a repetir "rhubarbe" (ruibarbo, no me preguntéis por qué) a todo volumen, riéndose cada vez que lo ayudaba a levantarse y volviéndose a caer. Total, que todos los ciclistas nos adelantaron y nos llevó media hora hacer veinte metros. 


Después de la tercera vuelta fuimos a La Patinoire, un restaurante del parque donde nos juntamos con el resto de la familia para hacer comida de despedida para mí. Como el mayor se va al campamento scout, aquel era el último momento donde estábamos todos juntos. Yo comí albóndigas, quise pedir el menú de niño para que saliese más barato, pero mis HP insistieron en que cogiese el menú adulto, así que al final comí cuatro albóndigas (literalmente) que costaron la friolera de 17€. Porque me invitaban, que si no hubiese cogido un vaso de agua y media hoja de lechuga. O un cuarto de hoja, si me apuras. El mediano y el pequeño en seguida se fueron a jugar, pero el mayor se quedó en la mesa un poco más, y los padres comentaron que era su último día conmigo y que tenía que aprovecharlo. 

El niño se puso serio, y la conversación que tuvieron a continuación literalmente me hizo llorar:

Niño: ¿Pero por qué se va? No quiero que se vaya.
Padres: AuPair (obviamente dijeron mi nombre) vendrá de visita, aunque por ahora tendréis otra au pair.
Niño (mirándome seriamente): ¿Tienes una gemela?
Padres: No estés triste, la reemplaza una au pair muy maja.
Niño: Nadie puede reemplazar a AuPair.





Y bueno, podría poner todos los gifs lloricas que encuentre por ahí, pero creo que se capta la idea de cómo estaba yo en ese momento. Volvimos a patinar al parque, esta vez la obsesión con el ruibarbo se le pasó un poco, pero siguió haciéndose pasar por el tal Gerard y poniéndose la gorra al revés haciéndose pasar por cani. 

Hicimos unos cuantos vídeos y selfies, y volvió a decirme que no quería que me fuera, que era difícil encontrar una au pair como yo y que "no me pensara que a la anterior le tuviese tanto cariño como a mí". 


Y yo por el parque intentando no echarme a llorar (otra vez). Volvimos a coger el bus a casa al cabo de un rato dando vueltas en patines por el parque y conversando sobre desvariaciones, y al llegar vimos que el peque había aprendido a andar en bici, estaba emocionado perdido el hombre. Para ser la primera vez además lo hacía genial, sin ningún miedo, se atrevía incluso a hacer batallas con el mayor como los caballeros medievales, de esto que dos caballeros galopan hacia el otro con una especie de lanza. Pero con bicis. Y sin lanza. 

La familia se fue de barbacoa, y yo quedé con mis amigas au pairs, con las cuales fui a Les Jardins Suspendus. Se trata de un bar al aire libre que montan en la azotea de un parking cerca de De Brouckère, en pleno centro. Se celebra todos los viernes, sábados y domingos de verano, siempre que no llueva. El ambiente es muy animado, y las vistas magníficas.





Luego nos pasamos por una enorme feria que habían montado cerca de la estación de Midi/Zuid (el tema de los idiomas en Bélgica da para una entrada aparte), compramos pasta para cenar (ponía fresh pero tenía más sabor de sobre que otra cosa) y nos sentamos cerca de la estación para comerla.

Por cierto, este día me llegó un mail de mi supervisora del trabajo de fin de grado, y ¡me lo han aceptado! Se supone (o quiero pensar) que si no lo hago descaradamente mal en la presentación, me graduaré en agosto.



Domingo, 19 de julio
El domingo lo pasé también con mis amigas, comimos tartines por el centro, fuimos al Bar du Matin, luego a Flagey a comer patatas fritas belgas y luego al Café Belga a apalancarnos. Estamos hechas todas unas locales ya xD.

Mención especial al nuevo centro peatonal de Bruselas. Han cerrado el boulevard Anspach a los coches y ahora Bruselas tiene la segunda zona peatonal más grande de Europa (por detrás de Venecia).





Mariposa que se coló en el restaurante donde comimos

Flagey


Lunes, 20 de julio
El día D, a las 15h el mayor tenía que estar en el bus hacia el campamento. La mayoría de la mañana la casa fue un caos, que si hay que hacer recados, que si X niño está enfermo, que si Y niño llora, etc. Fue una mañana movida y apenas pude estar con el mayor, pero siempre que tenía un minuto libre se me acercaba :'(.

Después de comer nos hicimos una foto toda la familia, el mediano sale dado la vuelta porque "estaba enfadado". Una pena, pero tengo mil fotos suyas sonriendo, así que en fin. Hay que ver el teatro que hace.

Luego les di mis regalos de despedida, y ellos a mí el suyo, una bolsa de estas de tela que había firmado todo el mundo, con dibujos de los niños, dedicatorias, etc. Tengo que encontrarle un lugar de honor en mi nueva habitación de estudiante. Los dos peques (que no saben escribir) pusieron su nombre adornado con flores y colores, y el mayor me escribió que siempre se acordaría de mí y que era adorable y muy adorable :'(. 



Yo hice un collage de fotos graciosas para cada uno, y luego un regalo "material" por niño. Al peque una maleta de rotuladores de los Minions (le encantó, se pasó la tarde gritando que le encantaaaaaaba su maleta, "j'adooooore ma valise"). Al mediano un libro de los Minions que funciona como "¿Dónde está Wally?", libro que ni miró porque "estaba enfadado". Y al mayor quería regalarle el primer libro de Harry Potter (aunque ahora no sea lo que más ilusión le haga sé que en el futuro me lo agradecerá y ocuparé el puesto de "persona que lo introdujo en el mundo de Harry Potter" en su vida, muahaha) pero como en Francia el 14 de julio era fiesta, todo se había retrasado y el libro aún no ha llegado a mis manos. De modo que tuve que improvisar y le compré unos bigotes de pega para que interpretase a Gerard como es debido, y le expliqué que para cuando volviese del campamento su regalo estaría ahí. 



Cuando llegó la hora de que se fuera en coche con la madre al punto de encuentro para el campamento, no me salían las palabras para despedirme de él. No soy buena con ese tipo de cosas, y en un momento así mucho menos. Pero en esos casos a veces sobran las palabras. Todos estos meses nos hemos reído tanto, desvariado tanto y hecho tantas cosas que simplemente no me hago a la idea de que ya no vaya a ser así. He cogido cariño a los tres niños, pero él es mi favorito, siento decirlo. Le prometí que volvería de visita y que el verano que viene haríamos la Roller Parade de Bruselas juntos, cosa que este año no ha podido ser.

No hace falta que diga que lloré un montón, aunque algo que no me esperaba era que él también llorase. Sé que me quiere mucho, pero es muy orgulloso y supuse que se aguantaría. Pues intentó aguantarse pero no pudo, se le escaparon unas lágrimas al despedirnos y la HM me dijo que luego en el coche lloró muchísimo y que siguió diciendo que no quería que me fuera. 

Ahora que no está se le echa de menos, la casa está silenciosa (también debido a que los pequeños apenas pisan la casa porque están de un lado para otro con familiares) y no puedo soltar las tonterías que me vienen a la cabeza e ironizar como hacía con él. En poco tiempo construimos una relación muy cercana, es mi mini alma gemela, y solo espero que cuando vuelva de visita siga acordándose de mí (y que se haya leído Harry Potter xD). 


10 comentarios:

  1. El incidente del mediano empaña un poco esta entrada, pero vamos a lo importante: ¡Qué mono es el mayor! *ω* ❤ Espero que tus últimos días en Bruselas sean buenos y te quedes con buen sabor de boca.
    PD: Mucha suerte presentando el proyecto.
    PD2: *Choca esos cinco* El mejor regalo que podrías haberle hecho al mayor era el primer libro de la saga de Harry Potter, buena elección :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La adorabilidad del mayor es de otro mundo, aunque se guarda su faceta adorable para su hermano pequeño y para mí, con otra gente puede ser un verdadero pain in the ass xD. Pero yo lo quiero igual jaja.

      Espero que se lo lea y le guste, algún día volveré de visita y tendré una charla potteriana con él :).

      Eliminar
  2. Me hubiera dado un infarto si uno de mis niños escapa pero menos mal que regreso! Aunque fuera con la policía. Con los niños a veces no se sabe porque hasta a la mejor Au pair le puede pasar. Coincido en que uno siempre acaba teniendo sus favoritos, siempre hay un niño con el que conectamos mejor o que sentimos que nos quiere más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El momento "me escapo y que le den a todo" fue lo peor, aún no me creo que fuese capaz de eso.

      A veces era difícil disimular que el mayor era mi favorito jaja, al fin y al cabo se supone que tenemos que ser neutrales :P.

      Eliminar
  3. Mira que es el mediano yo lo mataba!!!

    Que rico el mayor y me encantan los regalos.
    Disfruta lo que queda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día el mediano se llevará el premio al mejor Drama Queen, lo digo yo. Y el mayor el premio a la adorabilidad xD.

      Eliminar
  4. Menos mal que el comportamiento absurdo del mediano se ve compensado por el achuchable del mayor. ¡Menudo amor de niño! Seguro que te agradecerá de por vida que le hayas hecho un regalazo así. Yo todavía recuerdo con cariño al amigo de la infancia que me introdujo al maravilloso mundo de Harry Potter.

    Las vistas desde el bar son preciosas. Siempre he pensado que ver atardecer en compañía es uno de los pequeños grandes placeres de la vida.

    Disfruta muchísimo del resto de tu estancia en Bruselas, bonita.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mediano sería un caso jugosísimo para los psicólogos de este mundo (y los del mundo de enfrente). Podría hacer una entrada entera sobre el funcionamiento de su cabeza, que se cree que soy tonta y me engaña, pero una ve el dramaqueenismo a km de distancia.

      El mayor puede ser muy malo si se lo propone, pero se ve que le caí en gracia (más que nada porque tenemos un humor parecido, esa es mi teoría). Y si el mediano ve que al mayor le caigo bien, por norma a él le caigo mal.

      Lo de hacer un bar ahí me parece genial, una pena que no pueda volver a ir. Aunque estoy aprovechando los últimos días para disfrutar de la ciudad a tope!

      Un beso!

      Eliminar
  5. AAAAAAAAAAAAAAAAAAY :_ jopé, si es que esto es lo malo de ser aupair... pero las despedidas si duelen... es que son buenas... pq todo ha ido bien, o muy bien :')

    Muy bien lo de regalarle Harry Potter, que se haga una persona de bien, y encima que te recuerde a ti como la persona que le regaló el primer libro, me mueroooooooooooooo :_

    Lo del mediano saliendo dado la vuelta en la foto me hace mucha gracia! Pq tego una foto con mi familia en Burgos de turismo exactamente igual! EN este caso mi hermano sale dado la vuelta, y aunque en ese momento pensamos que estropeaba la foto ahora la vemos con mucho cariño y estoy segura de que te pasará lo mismo!! jajajaja, la hace más especial.

    Un besazo enorme como siempre! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me gusta pensar, que si la despedida fue dura significa que he pasado muy buenos momentos que quedarán en la memoria para siempre (o eso espero!!!).

      Jajajajaj qué gracia lo de "persona de bien". Pero tienes razon xD. Más le vale leerse el libro (y comprarse los siguientes) para la próxima vez que lo vea!

      Jaja sí, tener la foto del mediano "enfadado" dado la vuelta en parte es gracioso, capta la esencia de su teatrismo xDDD.

      Un beso!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...