2015/05/11

Lecciones no aprendidas y un curioso cumpleaños

¡Hola holita, lectores! Como veis en la foto de la izquierda, he salido eurodiputada y por eso estoy aún más ocupada de lo normal para actualizar el blog. Y soy más rica que cuando era au pair. Puede que dentro de unos años me permita el lujo de escribir esas palabras en serio, pero no os alarméis, sigo siendo au pair y sufriendo los berridos y lloros habituales de mis monstruitos. Vengo a contaros esta semana que ya acaba, que ha incluido planes de viajes mendigos, robos a mano no-armada, mi vuelta al mundo escatológico y muchas cosas gratis. Espero que no me lleve mucho tiempo escribir el post porque debería estar trabajando en mi tesis...



Domingo, 3 de mayo
Lugar: Café Belga, Ixelles, Bruselas.
Hora: 14:00.
Ocasión: cumbre semanal au pair.
Objetivo: organizar el viaje a Amsterdam de una vez.
Participantes: cinco au pairs con menos escrúpulos que dinero (y ya es decir).

Con esos datos podréis suponer que el viaje a Amsterdam que organizamos dista mucho de ser digno. Tras mucho reflexionar, concluimos que lo más lógico era coger el bus que sale a las 4 de la mañana un sábado de Bruselas para llegar pronto a la capital holandesa. ¿El problema? No todas vivimos en Bruselas. ¿Ingeniosa solución? Quedamos para cenar y pasamos la noche donde podamos tomando algo en Bruselas. Bruselas zona chunga.

Ahora diréis: "bueno, el viernes por la noche no dormirán pero el sábado descansarán bien en el hotel".



Pues va a ser que no. Porque no tenemos hotel. Ni hostal. Ni camping. La idea es quedarnos de couchsurfing en casa de alguien. No hemos buscado nada. Lo más seguro es que durmamos en la estación y nos pasemos la semana siguiente cayéndonos del sueño mientras los niños nos gritan para que les hagamos caso.

Lo curioso fue que no hubo objeción al plan, todo el mundo estaba de acuerdo con esta locura (yo también, no voy a ir de digna por la vida ahora). Parece que no aprendo la lección de los muchos viajes espontáneos y mendigos ultra-baratos que he hecho, siempre acabo apuntándome a expediciones de alto riesgo de congelación o robo.



Lunes, 4 de mayo
El lunes tuve curso de francés por la mañana, y a las 15:30 vino la tía de mi HM a traer al mayor a casa. No había visto a los críos desde el viernes en la playa, y la criatura corrió adonde mí como si no hubiese un mañana a abrazarme. Fue el típico reencuentro en un andén de una estación de tren, muy emotivo todo xD.



A continuación marchamos de camino al ortodoncista envueltos en una de las conversaciones surrealistas habituales donde el mayor va matando gente con una ametralladora imaginaria por la calle. No se corta un pelo además, persona que ve persona a la que apunta para matarla. La gente se hace la loca y pasan de él, pero a saber lo que pensarán.

Luego la cosa derivó en fingir que no nos conocíamos, preguntándonos todo el rato a ver por qué el otro nos estaba siguiendo. En la sala de espera del hospital la cosa ya desvarió demasiado, el niño dijo que él en realidad venía con el señor japonés de al lado, que era su padre y que era obvio que eran familia porque se parecían demasiado. Todo esto me lo dijo en alto, con el señor japonés (que seguro que entendía francés) al lado. La discreción es algo que a este crío no se le ha enseñado.


Hasta que nos llamaron tuvimos una discusión sobre quién era el más adorable, si el HK mayor o yo. Él decía que yo, yo decía que él. Creo que es la discusión más rara que he tenido nunca. Cuando llegó nuestro turno nos acercamos al escritorio donde te dan unas pegatinas para llevarlas dentro (un trámite de hospital belga), pero tuvimos el mismo problema de siempre: el niño no tenía el carné de identidad ni ninguna otra identificación. La señora que estaba ahí empezó a preguntarle los datos (nombre, fecha de nacimiento, etc), cuando de repente, otra señora se quedó mirando al crío y exclamó: "¡AH! ERES TU". Se me escapó una carcajada al escucharlo, la señora se acordaba del niño porque siempre va sin identificación. Ya veis, pasarán miles de personas al día por ahí pero a mi HK mayor ya lo tienen fichado.

Entramos a la sala de la ortodoncista, el niño hizo el bobo, lo tocó todo, la ortodoncista le echó la bronca, etc. Lo de siempre. Luego vino la madre vino a recogernos y el buen hombre tuvo una revelación mientras mi HM y yo hablábamos de mi curso de francés: que yo también existo por las mañanas cuando ellos están en el cole. Llevo casi dos meses aquí y fue este lunes cuando le dio por preguntarme qué hacía por las mañanas, como sorprendido de que hiciera algo además de hacer el indio con ellos. En fin.



La HM se llevó al mayor al hockey y yo caminé al colegio para recoger al mediano y al pequeño. Me costó sacarlos del cole porque insistían en enseñarme las cosas que hacían con el balón (qué monos) y se inventaron que un amigo del pequeño iba a venir a nuestra casa a jugar al trampolín. Sospecho que toda la escuela conoce el trampolín de mis HK.

Volviendo a casa, los suicidas de ellos se subieron al muro del jardín de una casa que hay por el camino. Les dije mil y una veces que no lo hicieran, pero claro, ¿cómo van a hacerle caso a la au pair? Eso no se lleva en el mundo infantil. Está muy out. La situación derivó en el HK pequeño subido al muro sin poder bajar, y no sabéis qué sentimiento de poder tuve en aquel momento. Bueno, las que seáis o hayáis sido au pairs lo sabéis.

Hice como que me iba dejándole ahí arriba, y desde el otro extremo de la calle le grité "¿ves lo que pasa cuando subes a sitios de donde no sabes bajar? ¡Ahora estás atrapado! ¿Prometes no volver a hacerlo?". El niño, asustado, me prometió que no volvería a hacerlo. Volví para bajarlo del muro. No ha vuelto a subir y ahora cada vez que lo ve lo mira con cara de trauma.


Cabe decir que al llegar no me atrevía a hacer esas cosas, pero poco a poco tengo más recursos para que me hagan caso muahahaha. Poco antes de cenar vino el jardinero con huevos de chocolate para todo el mundo, a mi HM no sé si le hizo gracia el arsenal de chocolate que cayó en manos de los devora-dulces juuusto antes de la cena, pero al final no cenaron tan mal.



Martes, 5 de mayo
La mañana del martes se la dediqué a adelantar mi trabajo de la universidad y a las cuatro y media salí de casa para recoger a los tres monstruos del cole. Si el mayor el día anterior tuvo un día adorable, ese día con sus dos hermanos estuvo en modo arrogante impresentable total. A veces es todo un dictador.


El mayor y el mediano empezaron a hacer una cabaña y no dejaban jugar al peque, y este último, cohibido ante las negativas del mayor, se quedó en una esquina jugando con un arbusto en completo silencio. Me dio tanta pena que fui a preguntarle que por qué no jugaba con sus hermanos, y me contestó con cara de pena que "el mayor me ha dicho que soy tonto". Con lo adorable que es el peque, me da mucha lástima cuando no le dejan jugar.

Me acerqué a los mayores y aceptaron al pequeño, pero un rato después el mayor echó al mediano porque no sabía hacer bien la cabaña. Al final el mayor y el peque hicieron una cabaña juntos y el mediano se hizo la suya propia. Pues ni así hubo paz, porque luego el mayor empezó a quitar todo el mérito al mediano delante de la madre, el mediano se enfadó, empezaron a pegarse, etc. La paz entre ellos es de lo más frágil que hay, a veces da miedo decir algo por si rompe el "equilibrio" de la situación.



Después de cenar practiqué el piano con el mayor, el cual hizo mil tonterías. Para meterlo en la cama fue un show también, se me agarraba y tuvo que venir la madre cabreadísima para que se acostara. Yo me sentí mal por no haberme impuesto al niño en ese momento, pero luego la HM me dijo que no me preocupara, que mejor que no me enfadase con los críos delante de los padres para que no me cogieran manía, que a una niñera que tuvieron no le cogieron cariño porque siempre les echaba la bronca. Resumiendo, cuando están los padres yo hago el papel de persona chachi y divertida que juega con ellos. Perfecto, porque mi nivel de francés de broncas no es muy alto xD.



Miércoles, 6 de mayo
El miércoles después de la escuela de francés quedé con otra au pair para comer enfrente del Parlamento Europeo. En esa zona el número de personas trajeadas por metro cuadrado se dispara, te sientes un don nadie entre tanta gente con cargos tan altos (aunque no los conozcas a algunos se les ve la cara de mandamases).

Todo perfecto y con un sol espléndido hasta que cinco minutos después nos sentamos en la terraza y empezó el diluvio universal. Lo juro, lo único que faltaba era Noé con su arca llena de animalillos. Acabamos de comer dentro del restaurante y al terminar ya no llovía, así que corrí al tram para ir a buscar al mayor al hockey. De camino me atrapó el segundo diluvio universal del día, y empapada, llegué al club de hockey dando pena y con el pelo aplastado contra la cara.



En casa hicimos los deberes (no hubo concierto de ópera como de costumbre pero sí otras mil tonterías) y cuando llegó su profe de piano me fui a hacer la cena. Al rato llegaron la HM con el mediano y el pequeño. El mediano entró en la cocina escandalizado perdido, con cara de angustia exlicándome que:

"¡El pequeño ha robado! ¡Ha robadooooooo! Hemos ido a una tienda y ha cogido un dinosaurio de plástico. ¡Y NO HA PAGADO! Va a venir la policía a por él porque la cámara de la tienda lo ha grabado".

En esto entró el peque en casa, andando sospechosamente y escondiendo la mano detrás de la espalda, mientras el mediano lo extorsionaba a base de gritos de "¡enseña lo que has robado!". El peque, con cara de susto, respondía en voz baja que "él no había robado", pero ocultando claramente el juguete como podía.



Después de cenar fui a un bar del centro a una quedada internacional de la que me había hablad otra au pair, ahí conocí a un amigo belga de dicha au pair. Conocer a alguien belga (aparte de mis HP) era uno de mis objetivos, así que cumplido xD.



Jueves, 7 de mayo
Fui al curso de francés y después de la uni a hacer fotocopias, y de repente me llamó la HM diciéndome que el mayor se había caído en el cole y que se había hecho daño en la muñeca, y que iban al hospital a ver si estaba rota. Recé a los duendecillos de la suerte para que no lo estuviera, además de que me preocupaba el niño (no penséis que soy un alma cruel xD), porque cuando se frustra es incontrolable.

Por suerte no estaba rota, pero aún así le pusieron una venda y protección para evitar daños mayores. Recogí a los peques del cole, me recibieron genial, gritando mi nombre en cuanto me vieron, ahí me sentí la au pair del año. Además algunos amigos del mediano me conocen por su fiesta de cumple, y ahí en la guardería soy super famosa.



El peque incluso quiso darme el regalo que había hecho para el día de la madre. Hizo falta media hora para hacerle entender que los regalos eran para su madre y no para mí. Él repetía que "nooo, lo he hecho para tí, toma". Naturalmente me hizo ilusión que quisiera darme el regalo, pero me sentí mal por la madre, a la cual obviamente no le dije nada luego.

En casa jugamos al trampolín (super original), pero con una variación: el nuevo greatest hits de los juegos ahora con los peques es que se pongan ellos en el trampolín mientras yo intento atraparlos desde fuera y hacerles cosquillas. Se lo pasan bomba. Creo que desde la creación de ese juego me quieren más porque soy la única adulta de la casa dispuesta a jugarlo. Estoy llena de moratones de los golpes que me doy contra mil y un hierros, pero con tal de que me quieran me da igual jajaja. Hay que ver lo que tenemos que hacer para ganarnos el amor de estas criaturas.

Por la noche tuve babysitting, nada fuera de lo normal, el mayor me ayudó, hizo papel de adulto para meter a los peques en la cama pero luego cuando fuimos a leer a su cuarto sufrió una transformación y se convirtió en bebé hiperactivo.




Viernes, 8 de mayo
Por la mañana tuve excursión con el curso de francés, fuimos al Parlamentarium, el centro de visitas del Parlamento europeo. Se me olvidó la cámara en casa (bravo por mí) y saqué fotos con el móvil, pero ando sin tiempo para nada y me da pereza pasar las fotos, así que no las pongo. Recomiendo la visita, es un museo muy bien diseñado, dinámico e interesante. Y gratis.

Al acabar la excursión otras dos au pairs del curso (una de las cuales yo conocía, la red de au pairs es como la mafia y tenemos contactos hasta debajo de las piedras) y yo fuimos a comer patatas fritas al parque detrás del parlamento, pero yo en seguida tuve que irme porque me tocaba llevar a los monstruitos a la piscina. Bieeen.



En realidad no me disgusta llevarlos, pero como ya os conté, pasamos más tiempo en el vestuario que en la piscina, e ir cargada como una mula con todos los trastos de los críos para eso da pereza. Llegué al cole a buscarlos, y descubrí que el peque, además de ladrón, tiene también vocación de asesino. La conversación que tuvo con el mediano me dejó a cuadros:

Mediano: vamos a esperar a X, es un amigo mío.
Pequeño: ah, ¿sí? ¿Vamos a matarlo?
Mediano: nooooooooo, ¡es mi amigo!
Pequeño: yo no sé quién es.



De camino a la piscina estuve a punto de perder mi trabajo como au pair y tener cargo de conciencia por el resto de mi vida. Ante una de las muchas provocaciones del mayor al mediano, éste último reaccionó empujando a su hermano mayor. Hasta ahí normal, cosas de la rutina, pero el problema fue que estábamos cerca de un paso de cebra y si no llego a agarrar al mayor antes de caer, una camioneta me lo aplasta.

Con el corazón a punto de salírseme del pecho, eché la bronca al mediano y seguimos para adelante entre discusiones. De pronto, el mediano, para hacer daño, me soltó que "su padre había dicho que no estaba bien que yo les dejara cruzar la calle solos". Es cierto que al principio yo no decía nada cuando lo hacían porque no sabía que lo tuviesen prohibido, y se ve que se lo han dicho al padre. Y me sacó el tema para fastidiarme, puede ser muy asquerosillo cuando quiere.

En la piscina todo fue paz y armonía hasta que el monitor de los niños me dijo que al pequeño no le daría curso hoy (el curso solo dura 10 minutos para el peque) porque ya habían perdido mucho tiempo. Yo no entendí nada hasta que me señaló al pequeño, saliendo a toda prisa de la piscina con la mano en el trasero. Señal clara de "me he hecho caca".



Señoras y señores, después de las muchas aventuras relacionadas con la caca de cuando fui au pair en Rosenheim, he vuelto al mundillo de la escatología infantil. Esta vez en una piscina. A lo grande, que no se diga. El espectáculo que montamos fue importante: el niño en el baño de hombres haciendo sus necesidades mientras yo le preguntaba a gritos desde fuera a ver si ya había hecho caca en el agua o si se había aguantado hasta llegar al baño.

Lo curioso fue que ya al haber pasado antes por situaciones similares (en un super y en un centro comercial, por ejemplo), ni me daba vergüenza. El niño insistió en que había conseguido aguantarse, pero al volver al agua vi una minicaca flotando por ahí, de la cual el niño se desentendía completamente. Aseguró que no era suya. Yo no iba a llevármela para hacer un test de ADN, así que el misterio del autor de la caca se quedó sin resolver.



Volvía a tocarme babysitting, y lo esperaba con miedo porque el mayor estaba de un humor malísimo porque no pudo ir a la piscina por su brazo y se tuvo que quedar en la grada mirándonos. Los momentos casquetosos del mayor se traducen en bipolarismo, gritos y desprecios, por lo que esperaba que se le pasara antes de quedarme yo sola con los tres.

Por suerte fue así, la HM se fue, jugamos al trampolín, comimos pizza y empezamos a elegir el DVD para ver antes de dormir. Menudo drama. El mayor quería un DVD, el mediano otro. El mayor es muy listo y consiguió que el peque se aliara a él para tener mayoría, así que tras un cuarto de hora de discusión al final se salió con la suya y vimos el DVD que él quería. Muchas veces doy gracias al universo porque el mayor me tiene cariño, llego a caerle mal y me hace la vida imposible con sus cambios de humor y manipulaciones.

Cuando llegó la hora de irse a la cama, al mediano se le metió entre ceja y ceja que quería un último trozo de pizza. El mismo trozo que en la cena no se comió por llevarme la contraria. Ya se había lavado los dientes y era tarde, por lo que no cedí y lo llevé a la cama en brazos, pataleando y llorando. Por suerte la mañana siguiente no se acordaba xD, creo que empieza a quererme aunque siga teniendo sus puntos de berrinche.



Sábado, 9 de mayo
Este día se cumplieron 65 años de la Declaración Schuman, lo cual significa que ¡es el cumple de la Unión Europea! Para la ocasión abrieron las puertas de todas las instituciones europeas y organizaron juegos y eventos en ellas, y otras dos au pairs y yo no quisimos perdérnoslo.



A pesar de querer entrar al parlamento, la comisión y la EESC, solo nos dio tiempo de ver el parlamento por todas las actividades que se organizaban en ella: te fabricaban acreditaciones falsas, te daban folletos y libros, había juegos, un quiz, etc. Todo gratis. Una de las au pairs y yo, que somos eurofrikis y que soñamos con trabajar para la UE un día, nos lo pasamos pipa, peor que dos crías pequeñas en un parque de atracciones.

Una de las actividades estrella fue probar el trabajo de los intérpretes del parlamento. Te ponen un vídeo de una persona hablando en inglés y tienes que traducirlo simultáneamente a tu lengua materna a través de un micrófono. Fue LAMENTABLE. Si me atascaba en una palabra al principio de la frase perdía el hilo y la lógica de la frase entera y no había manera de traducir dignamente.

En aquel momento descubrí que hice bien en no estudiar Traduccion e Interpretación, no es lo mío. Desde aquí todos mis respetos a los seres superiores capaces de interpretar.



El momento álgido del día fue cuando pudimos sentarnos en las sillas de los eurodiputados, nos sacamos miles de fotos haciéndonos las interesantes ahí. Para una vez que entramos en el hemiciclo, habrá que aprovechar, ¿no?











Arsenal de cosas gratis... pesaba cosa mala aquello xD


Domingo, 10 de mayo
¡Excursión a Leuven! Es una ciudad universitaria, teníamos miedo de que estuviese muerta al ser domingo, pero lo cierto es que había ambientillo. Como de costumbre os dejo las fotos solo:


































¡Hasta la semana que viene!

14 comentarios:

  1. Que peligro llevais cuando os juntais las aupairs. La verdad os admiro por hacerlo, yo acabe un viaje a lo mendigo total y no creo que sea capaz de repetirlo.

    Mira que he reído con tu viaje con el mayor al ortodoncista y lo de que existes por las mañanas. Y el momento de ahora te vas a cagar al pequeño por no hacerme caso quien no lo ha hecho. Ese jardinero vuestro lleva un peligro....

    Me encanta la teoría de tus Hosts de que en su presencia seas la amiga que juega con ellos. Menos mal que el niño al final no se rompió la muñeca.

    Momento adorable salida del cole mola mucho :) Yo me acuerdo un día yo con la madre que el niño cambiara de guarde para que me conociesen y pudiese ir a recoger al niño, el niño sale al grito de muuuuuuuum hasta que me ve y suelta un anaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    Que guay lo de excursion en el curso de francés.
    Tu niño mediano es un pequeño diablillo y que peligro el mayor con sus manipulaciones y cambios de humor menos mal que le caes bien. Sobre las aventuras escatológicas jejeje eso es parte del encanto de ser aupair

    Y del finde que guay que se pudiese entrar gratis a los edificios ;) muy chulas las fotos y guay que os lo pasarais como enanas. Y Leuven preciosa

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sisi, no sé quién tiene más peligro: los HK, el jardinero o los viajes aupairiles xD. Sin duda es un milagro que haya un día sin surrealismos (creo que no ha habido ninguno desde que llegué).

      Lo cierto es que mis HP me apoyan mucho cuando los críos hacen de las suyas, menos mal, es horrible cuando los padres desacreditan a la au pair todo el rato :(.

      No hay au pair en el mundo sin aventuras escatológicas... pero qué sería de nosotras sin ellas? Jajajajjaja

      Eliminar
  2. Hola! Madre mía, lo que no te pase a tí, aunque si lo piensas bien: mejor porque vamos no te aburres nunca. Me encanta la visita a Leaven, las fotos son como de cuento, que envidia. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja no, el aburrimiento no lo conozco aquí, siempre hacen algo los diablillos estos xD. Leuven es preciosa, no me la esperaba tan bonita antes de ir :).

      Eliminar
  3. Todos acabamos haciendo locuras por viajar barato, pero creo que lo vuestro ya se sale de madre jaja. Espero que os vaya muy bien por Ámsterdam!!

    Qué guay lo de hacer de intérprete en el Parlamento. Cuando fui me hacía ilusión entrar a una cabina pero no se podía. Lo mío fue masoquismo, porque mira que sufrí con las clases de interpretación en la carrera jaja.

    Las fotos de Leuven son preciosas! La última vez que fui a Bélgica acabé allí de rebote y de manera improvisada y me llevé una impresión buenísima.

    Que vaya muy bien la semana! =) Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un misterio si sobreviviremos al viaje a Amsterdam... si lo hacemos prometo contarlo xD. Jajajajajajaja ay la interpretación, te admiro por poder hacerlo!

      Sí, de Leuven me esperaba menos pero fue una ciudad que me gustó mucho! Y eso que fuimos en domingo, cuando casi todo estaba cerrado.

      Eliminar
  4. A pesar de todas las discusiones con tus HK, la pasas muy bien y disfrutas cada cosa. Leer tú blog es llenarme de buena energía. El pequeño es el mas graciosooo jajaja lo de la piscina, lo máximo!

    ¿Cómo haces para regañarlos? Si mucho puede hablar con la niña ahora cuando algo no me gusta. Una buena entrada sería esa vocabulario, nos ayudaría demasiado a nosotras las futuras au pairs.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada día aquí es un show, creo que si lo grabase me forraría xD.

      El pequeño es un mundo, no hay otro como él jajajaaj tiene unas ocurrencias de lo más graciosas.

      Muy buena idea la del vocabulario aupairil, he visto muchas en inglés pero no recuerdo ninguna en francés o alemán. Me lo apunto! Yo personalmente no les echo la bronca, más bien los amenazo o los distraigo. Menos cuando la situación es límite y me pongo borde xD. Pero con estos los gritos no sirven, claro que depende de los niños...

      Eliminar
  5. ¡Madre mía! Lo que te cunden las semanas! A ver si me acuerdo de todo lo que te quería comentar jajaja.

    Lo primero, mil perdones, he leído la anterior entrada y esta a la vez.He estado muy ocupada y no he tenido tiempo de meterme al blog! Pero vaya pasada, las fotos de la playa :___ y lo de los patines :__ Y que guay todo, resumen de tu entrada anterior, jajajaja.

    Me ha matado lo de la conversación de "¿vamos a matarlo?" JAJAJAJAJA por favor. Entre eso y lo de la escopeta me empiezan a preocupar seriamente tus niños eh jajajaja.

    El viaje a Amsterdan ¿HOLA? ¿podéis estar más locas? jajajaja mujeres cogeros un hostel aunque sea para tener un techo xD ya nos contarás qué tal va, que conociéndote seguro que da para varias anécdotas jajaja.

    Por cierto, sé lo que es tener un trampolin en casa, con Ella lo tenía y acababa MUERTA. Le encantaba que jugaramos a un juego que consistia en saltar y una vez caer con el culo y volver a ponerse de pie, así alternativamente, y lo hacíamos al contrario (?) o sea cuando ella caía con los pies yo con el culo y viceversa, e íbamos ocntando hasta ver a qué número aguantábamos IMAGÍNATE cómo acababa yo, despatarrada sin ningún glamour por el trampolín que muchas veces ya no podía ni con mi piernas, eso sí, moratones no solía tener jajajaja.

    Tus fotos preciosas como siempre, y lo de Europa qué pasada!!! Encima si te interesa tanto el tema!!!

    Muchos besos preciosa y sigue contádonos todo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja con tus entradas también me pasa, quiero decir un montón de cosas y nunca me acuerdo de todas, así que se comprende xD.

      Es un miniasesino en potencia, daría lo que fuera por verlo interactuar con mi HK alemana, vaya dos psicópatas.

      Lo de Amsterdam a ver jaja. Este finde hemos hecho couchsurfing y ha ido bien, puede que lo intentemos allí tambien jaja.

      El trampolín es lo mejor jajaja cansa, pero al menos no destrozan la casa ni dejan pieles de plátano por el suelo (true story). Jajajajjaja pagaría por verte con tu HK haciendo eso de caer con los pies y la otra con el culo jajaja.

      Eliminar
  6. ¡Envidia infinita por tus excursiones en tantas instituciones europeas! Reconforta saber que alguien dé fe de lo complicada que es la interpretación. Dentro de algo menos de un mes tengo el examen y estoy deseando quitármelo de encima...

    Y lo que me he podido reír con las anécdotas con los niños, sobre todo con lo del señor japonés y la escena en el hospital. Imagino que ahora a ti también te parecerán divertidas, pero en el momento seguramente rezarías para que la tierra te tragase haha Eso sí, se nota que los niños cada vez te van cogiendo más cariño.

    Las fotografías de Leuven son espectaculares. Siempre he sentido debilidad por los edificios de ladrillo rojo, así que creo que Bélgica se coloca sin lugar a dudas en mi lista de sitios que visitar en un futuro próximo.

    Un beso, bonita. Y mucho ánimo con el trabajo, que dentro de nada has acabado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doy fé, doy fé, la interpretación requiere talento especial jajaja. Fue tristísimo cuando lo intenté.

      En el hospital morí de verguenza, aunque no tanto como debería, siempre me monta situaciones parecidas así que ya estoy acostumbrada jaja. A veces va "matando a gente por la calle" y la gente lo ve xD.

      Te recomiendo Leuven sin duda si pasas por Bélgica!

      Eliminar
  7. Como he reído con este post especialmente la parte de la barda. Lástima lo del chico con la mano espero que esté mejor! Lo de la caca también me recordó a mi estancia como Au Pair porque bueno, si se cuida a niños pequeños la caca es parte de la vida. Muchos Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja sí, el crío ya tiene la mano bien y salta y corretea como siempre. La caca es forever si eres au pair, nunca te despides de ella xD.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...