2015/04/02

¿Por qué mantener la paz cuando puedes empezar una guerra?

No es que se me haya cruzado un cable y quiera invadir Polonia, no. Yo soy una persona pacífica y pacifista. Pero el mediano no. O al menos esta semana. ¿Qué necesidad habrá de jugar en armonía y mantener una atmósfera feliz, cuando puedes desatar el apocalipsis? Pues esa misma lógica ha seguido mi HK mediano estos días, y su actitud me ha causado un par de disgustos. Sin embargo, estoy harta de su juego y seguiré una nueva estrategia para mantener la paz en este bello rincón de Bruselas. Esta entrada en parte es una auto-ayuda para mantener el positivismo y reírme de las "cosas malas". Que no son tan malas, son cosas normales de niños, pero siento necesidad de reírme de lo ocurrido para concentrarme en todo lo bueno en vez de lo poco malo, por mucho que me saque de quicio en el momento. Iba a publicar esto el domingo o el lunes, pero al ver que me estaba alargando aún más de lo normal, he decidido hacer dos entradas-diario esta semana. 


Lunes, 30 de marzo
Por la mañana no hice nada digno de mención, mirar internet, pedir documentos para el máster (que a saber cuándo llegan porque justo ahora es semana santa, viva mi organización) y poco más. El sábado con los críos fue un día duro tal y como conté la semana pasada, pero el lunes fui al cole a buscarlos con todos los ánimos del mundo y con la idea de pasar una buena tarde con ellos. Já.



Al principio el apocalipsis no se veía venir, volvimos del cole más o menos en paz, llegamos a casa más o menos en paz y jugamos con el árbol caído por el viento (una vez más, primavera belga...) más o menos en paz. Cada uno eligió una rama del árbol para decir que ahí estaba su habitación, buscaron florecillas y hierbas raras "para cocerlas y comérselas" y dieron rienda suelta a su imaginación con ocurrencias similares.

Estoy en mi habitación

¡Vamos a comprar la cena!

Luego entraron en casa y la cosa empezó a empeorar.

La situación: un baúl de madera (más grande que ellos casi) lleno de figurillas de caballos, dinosaurios, otros animales, soldados, caballeros, superhéroes y demás. Con lo cual habrá casi 100 muñecos.

El problema: el mediano cogió tres muñecos. Y claro, el pequeño quería los mismos. ¿Para qué coger uno de los otros 97 que había esparcidos por el suelo delante de sus narices? ¡Está claro que los que ha cogido su hermano son los únicos con los que puede jugar! Ley primera de la lógica infantil, derivada del "culo veo, culo quiero": "culo ha cogido mi hermano, culo quiero". No queda tan poético pero es una verdad como una catedral.

El resultado: el pequeño empezó a gritar y llorar, intentando quitarle las figurillas al mediano. El mediano se negaba y le gritaba más fuerte aún, incluso amenazando con pegarle. Au pair se acercó a separarlos, ya hasta las narices de ver la misma situación repetida día sí y día también.



Intenté que hicieran cosas diferentes para evitar que se peleasen, le dije al peque que se viniera a hacer dibujos pegando arroz y alubias en una cartulina. Error. El peque hace todo lo que hace el mediano. El mediano quería jugar con las figuras. El pequeño también.

Los dejé a su aire cuando se calmaron y ahí estuvieron con las figuras un rato, luego el mediano se cansó y empezó a hacer una actividad no identificada en su cuarto. Cuando soy au pair no me gusta estar simplemente vigilando a los críos. En ocasiones me mantengo al márgen, pero la mayoría del tiempo me gusta hacer juegos y actividades con ellos, y la HM me dijo que ella estaba de acuerdo, que un "punto malo" de la anterior au pair era precisamente que no jugaba con los HK. Aquí lo de jugar juntos es misión imposible. Con el mayor va bien. Con el pequeño si está solo también. El mediano la mayoría del tiempo me ignora, y ya ni hablemos de jugar conmigo.

Y fue en este momento cuando me busqué mis propios problemas: propuse al mediano jugar a Mikado juntos. La primera partida pasó tranquila, se lo pasó bien y nos reímos mucho. Para la segunda partida vino el peque (El peque hace todo lo que hace el mediano. El mediano quería jugar a Mikado. El pequeño también) y el mediano me soltó con todo el desprecio del mundo que yo ya no jugaba, que si quería jugar tenía que ponerme en el equipo de alguien.

¿Me privas del Mikado?

Como era de esperar, un juego entre esos dos no podía durar mucho. Al acabar la partida (en la que el mediano hizo mil y una trampas, por supuesto, no esperéis ni una menos), el mediano no quiso recoger ni la piel del plátano de su merienda ni los palillos del juego Mikado. El peque hace todo lo que hace el mediano. El mediano no quería recoger el juego. El pequeño tampoco.

Les insistí y el mediano se puso chulo: "vas a ser tú quien lo va a recoger". Y UNA M***** BIEN GRANDE.



Le dije bien claro que yo no estaba para eso, que si querían jugar conmigo perfecto, pero que no iba a recoger sus cosas, y que si lo dejaban todo tirado que no era mi problema, que la madre cuando llegase iba a ver lo mal que se habían portado. Ni caso me hicieron. Volví a intentarlo un rato después pero tampoco quisieron obedecer, salieron al jardín diciendo cosas tan bonitas como "no me volverás a ver nunca", "estaré muerto y voy a matarte", etc. Más tarde descubrí que en su rabieta incluso había desenchufado en router. Que tenga cuidado conmigo, si me toca el internet ya... it's personal.



Todo esto lo dijo el mediano, pero el peque lo seguía a todas partes. Muy bien, dije. Me senté en la sala y esperé a que volvieran o a que viniese mi HM. Al tiempo vino el mediano para que le cortara una manzana (será sinvergüenza), lo ignoré hasta que me lo pidió por favor.

Vino la HM (y vio toda la casa hecha un asco) y le expliqué lo que pasó, al menos me dijo que había hecho bien, les echó la bronca e hizo que se disculpasen (cosa que hicieron de muy mala gana, por supuesto). Mi consejo para las au pairs a las que les pase algo similar es que no cedáis, si os "mostráis débiles" los monstruitos pensarán que pueden manejarte y nunca obtendrás la paz.

Me tocaba preparar la cena, y algo antes de la hora de acostarse mi HM se fue a un congreso del trabajo, lo cual para mí se traducía en: babysitting. El mejor día para meterlos en la cama, sí señor.


Peeeeero... no todo iba a ser malo. El mayor está de mi parte. Le encanta sentirse el mayor de la casa y creo que le caigo bien (espero no haberlo gafado por haberlo dicho), así que me ayuda cuando me toca babysitting. En la entrada anterior mencionaba que el HK mayor tiene más autoridad sobre los pequeños que mis HP. No es una exageración.

Lo de ayer fue increíble. El mayor gritó: "¡Mediano! ¡Pequeño! (con sus nombres obviamente xD) ¡A partir de ahora vosotros sois mis dedos! ¡Tendréis que hacer todo lo que mis dedos señalen!

Y tal cual.

El mayor señala el fregadero, los peques meten los platos en el fregadero.
El mayor señala las escaleras, los peques suben las escaleras.
El mayor señala el baño, los peques se cepillan los dientes.
El mayor señala la estantería de libros, los peques eligen sus historias para dormir.
El mayor señala la cama, los peques se meten en sus respectivas camas.



Nunca había visto algo así, apenas tuvo que hablar para que esos dos demonios le hicieran caso, me deja con los ojos abiertos la autoridad que tiene el crío éste de ocho años. Hasta los padres tienen que gritar muchas veces para que los peques paren. Es un valioso aliado, para mi cumpleaños pediré los polvos de hada que él utiliza para hacerse respetar de esa manera xD.



Cuando los peques estaban ya en la cama me quedé un rato con el mayor, es adorable. La HM dice que es muy difícil, pero se ve que se siente cómodo en el papel de "niño mayor y responsable", así que aún no me ha dado demasiados problemas. Cruzo los dedos para que no cambie.

Está como una regadera, me reí un montón con él. Mantuvimos una "conversación" surrealista, el en "marroquí" (inventado, obviamente) y yo en euskera. Me enseñó un alfabeto fenicio que le había traído su madrina, empezamos a escribir nuestros nombres con esas letras, le escribí su nombre en alfabeto cirílico y al final terminamos inventádonos nuestro propio alfabeto y escribiendo frases con él.

Cuando le dije que se fuera a dormir, sorprendentemente obedeció y se fue a la cama sin rechistar. Así da gusto.




Martes, 31 de marzo
No voy a alargarme aquí, más o menos tuvimos la misma bronca que el lunes pero por una razón diferente. Todo era paz y armonía hasta que di al mediano y al pequeño una orden dificilísima de cumplir. El esfuerzo al cumplirla habría sido equivalente al de la gente que construyó las pirámides. O incluso más. Señoras y señores, les pedí que se quitaran los zapatos dentro de casa.

Lógica normal: tardo medio minuto en quitármelos y sigo jugando.

Lógica del mediano: me niego a quitármelos porque me va la marcha y prefiero hacerme odiar que jugar. Voy a gritar y patalear de tal manera que los duendecillos de Cornualles parecerán tranquilos y silenciosos en comparación.

¿Quitarme los zapatos? ¿Cómo te atreves, insignificante mortal?

Pues así fue, el mediano se negó a quitárselos y me armó el show. El pequeño más de lo mismo. Una vez más, la pobre HM llegó del trabajo con el mayor para encontrarse el apocalipsis en casa. Hablando con ella me dijo que era normal que hicieran eso, que lo hacían con todo el mundo y que no me preocupase, porque había reaccionado bien. Aún así, a una le da apuro tener montado semejante circo cada vez que llega la HM a casa. Y a una le da aún más apuro pensar que si no controla pronto la situación, el resto de sus días como au pair serán como escenas de pelis bélicas pero sin sangre (sin sangre en el mejor de los casos, al menos). 

Claro que podría haber cedido y dejarles con los zapatos puestos, habría llegado la HM y se habría encontrado con unos niños tranquilos jugando con sus respectivos dragones. Pero si los críos ven que si no me obedecen todo sigue igual y no hay consecuencias, jamás me harán caso con nada. Y yo hasta verano con estos circos no pienso estar.

A la hora de la cena el mayor trajo el alfabeto que habíamos inventado juntos, y dijo que era "algo entre él y yo, que nadie podría entender lo que escribíamos". Me subió el ánimo después de la constante actitud despectiva del mediano.





Conclusión de las primeras semanas y cambio de chip
El mediano es el típico "niño Sandwich". Tanto el mayor como el peque tienen un lugar claro en la casa, pero él tiene que reivindicar su lugar todo el rato, llamando la atención a todas horas. Tiene peleas con los dos hermanos (sobre todo con el mayor), y puede que al ver que el mayor se lleva bien conmigo, se me ponga tonto a mí. Porque con su hermano no puede. Y tengo claro que no puedo dejar que eso me afecte.

Modo psicóloga ON

Hasta ahora he intentado acercarme a él, le he propuesto juegos (el 90% de las veces sin éxito), le pregunto cosas sobre lo que hace (responde sin ganas o directamente me ignora), etc. La mayoría de las veces no quiere saber nada de mí, y hasta ahora ha sido algo que me ha apenado. Pero he decidido cambiar de chip y optar por la estrategia de José Mota.

Te he dicho si quieres jugar conmigo. ¿No quieres?



Si no sabes de lo que hablo, este sketch te lo aclarará:



Antes de ser tachada de troll sin alma, aclaro: no voy a ignorarle ni insultarle como en el vídeo (aunque a veces no me falten ganas xD), obviamente cuido de él y le haré caso. Pero intentaré ganarme al pequeño. Así el mediano se queda sin aliado y tarde o temprano acabará acercándose a mí. Básicamente, la idea es obligarle a quererme xD. Hasta ese momento, si juega conmigo bien y si no también, no le insistiré. En sí no es mal chaval, pero me está probando y no pienso entrar en su juego.

Espero que sea cuestión de tiempo que se dé cuenta de que tiene una au pair muy chachi (porque yo lo valgo xD). Hasta entonces, no me comeré la cabeza con este tema ni dejaré que me amargue y pensaré en lo bueno, que no es poco:

Con el mayor me llevo bien.
Con el pequeño (si está solo y quitando un par de momentos de mamitis) me llevo bien.
Con los HP me llevo bien.
Me han dicho que están muy contentos conmigo.
La ciudad me encanta.
La zona en la que vivo me encanta.
Mi francés va mejorando.
Estoy empezando a conocer otras au pairs.


14 comentarios:

  1. Ahora mismo estoy lanzando rayos laser por mis ojos hacia esa encarnación de Satanás que tu crees que es un niño pero que yo no tengo tan claro.
    Dios mío, santa paciencia que tienes porque conmigo probablemente ya estaría camino a la Siberia más recóndita... pero sí, creo que tu estrategia es mejor.. hhahaha
    Llevaba mucho sin comentarte por aquí y aún más sin actualizar mi blog (eeeeeik) pero te he echado de menos :'( (mode Drama Queen ON) hahahah
    Me alegro que al menos el resto de cosas vayan bien y estés agusto en esta nueva etapa... alguna nueva noticia sobre algún máster?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaaaaaaaa!

      Me alegra volver a verte por aquiiiiii :). Espero las nuevas entradas de tu blog! Guiño guiño ;) ;). Lo de ponerle camino a Siberia cruzó mi mente en un par de ocasiones, qué pena que no sea mi hijo y no pueda castigarle en condiciones.

      Tengo que solicitar plaza en mil masters ahora, veremos lo que sale y dónde acabo... espero que no sea en la Siberia profunda con el mediano xD.

      Eliminar
  2. Madre mía, qué paciencia tienes... Muy buena estrategia la de ganarte al pequeño, seguro que el mediano acaba cediendo, pero qué odiable puede llegar a ser T_T En fin, seguro que las cosas con él mejoran, mantén esa buena actitud que te caracteriza. Al menos el resto parece que va muy bien =D así que céntrate en las cosas positivas.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahora progresa adecuadamente la cosa, espero no gafarlo por haberlo dicho. El pequeño es super bipolar, pero yo creo que ya me lo voy ganando también. Y el mediano a veces me habla voluntariamente xD, no me quejo. Todo lo demás va genial así que sobreviviré a un par de monstruitos poseídos!

      :D

      Eliminar
  3. Bendita paciencia la tuya. Aunque me parece que es genial que intentes siempre mirar el lado positivo de todo y que no te vengas abajo. Coincido totalmente contigo en que es fundamental que desde el principio no des tu brazo a torcer. Quizás tarde o temprano el pequeño monstruo logre aprender a respetarte...

    Un beso muy fuerte y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que siempre había sido bastante negativa, pero toda esta experiencia en el extranjero me ha convertido en una persona mucho más positiva. Lo que no te mata te hace más fuerte, supongo. El otro día conseguí echarle una bronca digna, tal y como cuento en la nueva entrada, veremos qué tal progresa...

      Un beso!

      Eliminar
  4. De verdad que muchas cosas me recueradan a mi experiencia pero es cierto, si uno cede diríamos en México que "ya se chingó la cosa" es decir, todo se arruina para siempre. Mi niña mayor también era a veces mi mejor aliada aunque cuando estaba de malas bueno el pequeño era el aliado, afortunadamente nunca me tocó que se portaran mal al mismo tiempo. Mucho éxito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte que nunca se te portasen mal al mismo tiempo! :) Yo con eso soy gafe, siempre me tocan niños que copian todo lo que hacen sus hermanos, sean mayores o más peques. En el fondo luego son adorables, pero hay momentos en los que... en fin.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Hola Hola!!!! Me vas a permitir que me ponga modo teacher on jejeje; respecto al mediano: las rabietas son, como bien dices, llamadas de atención; ergo cuando se ponga tonto IGNORALE; sí, tal cual. Le das la orden y listo; sigue con tus cosas sin quitarle el ojo de encima, por supuesto. Ejemplo: "Quitate las zapatillas" AAAAHJJJJGGG... te piras, si es que intenta entrar en casa con las zapatillas, se lo repites y te piras, y así hasta que te haga caso; sé que pude ser frustrante, pero con el tiempo entenderá que eres TU quien manda, y que si el no se cansa tu tampoco (técnica del disco rallado); si él te monta la escenita y tu te quedas con él discutiendo y demás esta consiguiendo lo que quiere : llamar tu atención; cuando vea que no consigue nada poniéndose así al conducta tiende a desaparecer; con los niños hay que trabajar con refuerzo positivo, así que cuando por fin te haga caso reconocele su mérito pero recalcalé sin premiarle. Ejemplo: "¿ya te has quitado las zapatillas? ¿Ves cómo sabes hacerlo bien porque eres un niño grande? Estaría muy contenta si lo hubieras hecho a la primera y tu no hubieras perdido tiempo de jugar"; cuando haga algo a la primera que se lo dices refuerzale positivamente "¿Ya? pero qué fenomenal, ¡cómo me gusta que hagas las cosas cuando te las pido! Pero qué grande es mi chico"; los niños tienden a buscar el reconocimiento y la aprobación del adulto.
    Respecto al pequeño; cuando imite al mayor haz lo mismo : orden y pasas... este se cansará antes que el mediano de la rabieta; cuando discutan en la escuela infantil usamos una técnica que se llama "Tiempo fuera"; consiste en alejar al niño del estimulo que genera la conducta negativa; en cristiano: cuando discutan apartale del mediano y expresale lo enfadada que estás. Ejemplo: Le coges y te le llevas "Qué fatal Pequeño, con lo bien que te portas siempre. Mira qué cara de enfadada tengo (cara enfadada con ceño fruncido); así no se puede jugar asique te quedas aquí sentado un ratito" y le sientas en un sitio apartado del Mediado unos 5 minutos o hasta que te pida perdón (no te recomiendo que sean más de 5 minutos por la edad que tiene el Pequeño); cuando decidas que ya se puede levantar "¿Quieres ir a jugar? Vale, pero no puedes pelearte con tu hermano porque es muy feo; si él te molesta no le hagas caso y me lo dices a mí ¿vale? ¿Te vas a pelear con Mediano? No¿a que no? Vale, pues vete a jugar".
    Tu postura "divide y vencerás" me parece perfecta; si lo consigues el mediano se acercará a tí.
    Armate de paciencia y espero que te sirvan mis consejillos; si los quieres sino pues oye... con lo que he escrito creo que te he hecho una entrada jajajaja
    ¡Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. WOOOOOOOOOOOOOWWWWW pedazo de comentario :). Y lleno de consejos súper útiles, muchas muchíiiiisimas gracias! :D Los pondré en práctica muahahaha.

      Lo del refuerzo positivo estoy intentándolo y he podido hacerlo un par de veces, veremos si el niño me sigue dando oportunidades de utilizar estas tácticas xD. Aunque ya puestos a pedir, pediría que se portasen bien y ya jajaja.

      Me ha encantado el modo teacher!!! :D

      Un beso!

      Eliminar
  7. Wow... Creía que era la única a la que le daban apuros cuando no conseguía lograr algo con mi HK. Alivia mucho saber que no soy la única con problemas xD Y luego de casi 5 meses, al fin aprendí a ignorar la rabieta de mi HK de 3 años. Y no es que sea un chiquitín que no entiende nada de la vida, al contrario de lo que la gente y los padres piensan, yo siempre supe que los niños, desde bebés, son unos manipuladores de primera.

    Justo el Viernes (o el Jueves, o un día de esta semana), quería ponerle los pantalones al niño y se negó. "Ah bueno", le dije, puse los pantalones sobre una silla y me fui a la cocina. "No, no, espera, ven, quiero mis pantalones", exclamó desesperado, a lo que agregó: "no quiero que estés enojada conmigo, no le cuentes a mi papá". Y mi cara de "I'm the boss here" era priceless jajajaja xD

    Antes le pedía a cada rato y me trataba mal, ahora ya cambió la cosa porque no le doy esa atención que busca, y vaya que me costó darme cuenta de eso :( Pero lo bueno es que ya tengo esa estrategia aprendida ;)

    Vale aclarar que ni siquiera puse cara de enojo, porque cuando me hizo la rabieta, me di la vuelta y me fui. xD Ya de a poco voy entendiendo al niño. *-* (Ya era hora xD).

    Honestamente creo que las Au Pairs sabemos más de niños que los mismos padres. :S

    Un placer leerte, darte la razón y reírme con tus gifs también jaja xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah sí sí, no lo pongas en duda, los enanos estos saben manipular mejor que muchos adultos! Luego lloran o ponen cara de buenos o algo, pero nada, siguen siendo unos diablillos! Lo de "no se lo cuentes a papá" me ha matado jajajajajaajjaa con esa frase te dan el poder absoluto xDDD.

      Me alegro de que vayas entendiendo a la criatura, espero hacerme respetar por aquí yo también. Esta semana mis estrategias malvadas han dado sus frutos, veremos :).

      Un beso!

      Eliminar
  8. Buah yo tengo también un mini gremlin de 4 años que a veces me las lia pardas pero gracias al poder y consejos de mi diosa SUPER NANNI todo va mucho mejor. Simplemente es dar la orden, no hacer caso a la rabieta y cuando lo hagan (que normalmente acaban haciéndolo jaja) reforzar de forma positiva #PsicologiaPura

    Espero que todo vaya a mejor y poco a poco te hagas con los mini monsters =)

    PD: El "Veste a la mierda" me ha matado jajajajaj Ohhhh I miss Spain so much

    Aventuras de una Au Pair Manchega:
    http://emilypoppins.blogspot.co.uk/

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...