2015/04/28

El trampolín electrocutador y la intrusión en el palacio real

Buenas :). 

Una vez más actualizo tarde porque ando a tope. Siempre hay algo que hacer, no es algo estresante (normalmente), pero ando atareada. El viernes la familia volvió de Sicilia y ¡me trajeron regalillos! Un minicactus monísimo y una piedra del volcán Etna. El mayor me explicó bien cómo regar el cactus y todo, por ahora sobrevive pero le falta nombre. Se admiten sugerencias xD. Espero que disfrutéis de esta nueva entrada de vivencias aupairiles, curiosidades belgas, maldades de niños, maldades de au pairs y fotos (muchas fotos). 

2015/04/24

LUCES, CÁMARA, ACCIÓN: la omnipresente Praga

Cualquiera que haya estado en Praga o haya visto una foto de esta mágica ciudad coincidirá en que es una ciudad de película. Y lo cierto es que eso es literal: Praga ha salido en más películas que la Casa Blanca. Vale, igual no en tantas, pero la lista es considerable. Dada la buena conservación de sus edificios y la variedad de estilos, no es difícil utilizar Praga como escenario en películas ambientadas en distintas épocas y distintas ciudades, y si a eso le añadimos que la capital checa es bastante más barata que ciudades como París o Viena, es comprensible que atraiga a tantos equipos de rodaje. 

2015/04/22

Una semana de pausa y un incierto futuro

Hola, bonjour, hallo. Antes de nada siento no haber actualizado el lunes, literalmente no he tenido tiempo. No ha sido lo típico de "tengo un par de horas libres pero prefiero hacer otra cosa". No. Es que no he tenido NADA de tiempo, ya os contaré en la crónica de esta semana el próximo lunes. La semana pasada la familia estuvo en Sicilia de vacaciones, de modo que pocas anécdotas surrealistas traigo en este post. En lugar de eso os contaré las novedades a lo que a mi incierto futuro se refiere, y las ideas que tengo para el año que viene. Ideas tengo muchas, pero seguridades... ninguna. Cero. Patatero.

2015/04/13

Ampelfrau y el apocalipsis, vol. 2. La cosa se pone preocupante

Y voilà una semana más en tierras Bruselienses (?). Mis tácticas de control mental con el mediano siguen dando sus frutos, he sobrevivido a una comida familiar en la que me enteraba de la mitad de lo que se decía y... se me ha vuelto a anunciar un apocalipsis, como aquí y aquí. Sigo muriendo por conseguir documentos para solicitar másters (¡hay novedades al respecto!), me sigue encantando esta ciudad y sigo conociendo a otras au pairs de la zona. Esta semana tengo cuatro niños en vez de tres (por si no fuera suficiente) y me duele la espalda de arrastrarlos con una bici (véase entrada), pero mis ánimos siguen bien altos :D.

2015/04/10

Kadriorg en Tallin, donde te extrañará no ver hadas y unicornios

TALLIN, Estonia

Y después del título más tonto que se me ha ocurrido en mucho tiempo, me dispongo a presentaros una zona preciosa de Tallin: Kadriorg. Esta es una visita imprescindible si te pasas por la capital de Estonia, sus flores, fuentes, paseos y jardines son dignos de ver, y realmente esta zona podría pasar por escenario de un cuento de hadas. Pero como hemos dicho, aquí no hay hadas. Ni unicornios.

2015/04/07

Experimento aupairil... ¡funcionando!

El comportamiento de los niños tiene altibajos, pero nosotras, como chachi-aupairs, ¡podemos con ellos! En la entrada anterior hablé sobre mis estrategias para hacer que el mediano se acercase a mí, y tal y como veréis en la crónica de esta semana (o sea, esta entrada), la cosa no avanza mal. Ahora cada vez que el mediano me hace caso me siento como Raj en la imagen y me río malvadamente por dentro xD. Una vez más, actualizo tarde, pero mejor eso que nunca.

2015/04/02

¿Por qué mantener la paz cuando puedes empezar una guerra?

No es que se me haya cruzado un cable y quiera invadir Polonia, no. Yo soy una persona pacífica y pacifista. Pero el mediano no. O al menos esta semana. ¿Qué necesidad habrá de jugar en armonía y mantener una atmósfera feliz, cuando puedes desatar el apocalipsis? Pues esa misma lógica ha seguido mi HK mediano estos días, y su actitud me ha causado un par de disgustos. Sin embargo, estoy harta de su juego y seguiré una nueva estrategia para mantener la paz en este bello rincón de Bruselas. Esta entrada en parte es una auto-ayuda para mantener el positivismo y reírme de las "cosas malas". Que no son tan malas, son cosas normales de niños, pero siento necesidad de reírme de lo ocurrido para concentrarme en todo lo bueno en vez de lo poco malo, por mucho que me saque de quicio en el momento. Iba a publicar esto el domingo o el lunes, pero al ver que me estaba alargando aún más de lo normal, he decidido hacer dos entradas-diario esta semana.