2015/02/08

Qué ver en Sopron, pequeña joya húngara

SOPRON, Hungría

Situada cerca de la frontera entre Hungría y Austria, se encuentra la pequeña ciudad medieval de Sopron, destino ideal para una pequeña excursión desde Viena o Bratislava. Visité esta ciudad en mi viaje Inter-Rail de 2014 en mi camino de Budapest a Viena, y si bien no pasé mucho tiempo en Sopron, me parece que merece la pena dedicar unas cuantas horas a disfrutar de su arquitectura barroca y encantadoras callejuelas.






Como de costumbre con las ciudades pequeñas, empezamos por situar Sopron en el mapa. Como veis, su ubicación es bastante práctica para hacer excursiones desde ciudades más grandes como Viena o Bratislava. De Sopron a Viena sé que hay un tren directo que tarda un par de horas, un trayecto muy cómodo.

La ciudad es una curiosa mezcla entre Hungría y Austria. Yo tenía la esperanza de que, a causa de la proximidad con Austria, quizá me dejaban pagar con euros en vez de con forints húngaros, pero en el 90% de los casos la respuesta fue una mirada asesina y una negación rotunda. Así que me pasé las horas en Sopron sin poder comprar nada, porque como ya me iba de Hungría, no llevaba más moneda del país en la cartera. De modo que cuidado con este tema si vas de excursión desde otro país.

Otro consejo que doy es evitar ir en domingo, porque suele estar un poco muerto. Sin embargo, la plaza del mercado entre semana tiene que tener un ambiente encantador y animado. 

Allá vamos con algunos puntos de interés de la ciudad:

Torre de fuego
Es el símbolo de la ciudad y hoy en día alberga el museo de la ciudad. Las vistas desde arriba tienen que ser impresionantes, aunque yo no pude subir por tener solo euros. La torre sufrió un incendio en 1676 y se reconstruyó con su forma actual.

Torre de fuego

Plaza del ayuntamiento (Fö Tér)
El centro de la ciudad, donde se puede disfrutar de las vistas a la iglesia San Miguel, la columna de la trinidad, el ayuntamiento, la Casa Storno y otros pintorescos edificios: 

Plaza

Columna de la Trinidad

Iglesia de San Miguel

Casa Storno
Construida en el s. XV, la casa fue completamente transformada al gusto barroco en el s. XVIII. Aquí se hospedaron el rey Matías (en 1482) y el músico Franz Liszt (en 1820 y 1881). En el interior encontramos una exposición que ilustra la historia de la ciudad del s. XVI a nuestros días, además de parte del mobiliario de los Storno, familia burguesa de origen italiano que vivió en esta casa en el s. XIX y que le ha dado nombre (fuente: Viajes Michelín). 

Estatua de Liszt


Otras vistas

Iglesia cuyo nombre no he podido encontrar

Treatro

Calle Várkerület


¡PARTICIPA!
Seguro que me dejo más de un punto de interés, no pasé mucho tiempo en la ciudad. ¿Sugerencias? ¿Qué impresión te ha dado Soprón? ¿Crees que merece la pena ir?


4 comentarios:

  1. Yo fui a Bratislava, de visita rápida, y por las fotos que pones a mi también se me hace una mezcla pero más bien entre Hungría y Eslovaquia jejeje... Muy lindo también ojalá hubieras podido visitar el mercado también, en fin, será para la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, a Bratislava también se da un aire, no sé si por los colores o que... o igual es que hizo un tiempo parecido cuando estuve en Sopron, quién sabe jaja.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...