2013/07/25

Blink

Parece que solo haya parpadeado desde que vine aquí el 4 de junio, y ya me queda menos de la mitad de mi estancia como au pair :(. Tras lo que parece haber sido un parpadeo (de ahí el título), a mes y medio aquí y menos de mes y medio de irme a casa tan solo se me ocurren cuatro palabras que decir: NO ME QUIERO IR. Inserte aquí pataleta propia de la renacuaja para enfatizar.


2013/07/17

Viena, je t'aime

Ayer volví de Viena. Qué preciosidad, una de mis ciudades favoritas sin duda. No me atrevo a decir que es mi favorita porque París y Viena podemos decir que están a la par, y Praga no anda lejos. Antes de empezar a contar el viaje en sí quiero empezar por algunas cosillas del jueves, día en el que el mediano se lució como nunca (a una admiradora suya que yo me sé le gustará leer cosas suyas xD).

2013/07/10

Wer war das?

Últimamente no se me ocurre ningún título para las entradas así que pongo frases de la pequeña, que tiene un montón. Como en todo niño que está aprendiendo a hablar, hay frases en ella que son típicas ya. La del título, por ejemplo, significa "¿quién era ése?" y la emplea en situaciones en las que se encuentra confusa. Pido perdón por haber tardado tanto (para variar), pero inserte excusa aquí: desde el viernes he tenido literalmente solo media hora para encender en el ordenador, tiempo que aproveché para hacer por fin la reserva del albergue de Viena (¡me voy el viernes!).


2013/07/03

Relax, take it easy

Leyendo las últimas entradas da la impresión de que no paso un minuto tranquila, así que en la entrada de hoy hablaré sobre cuando los críos se portan aceptablemente bien, que es casi todo el tiempo, pero claro, si el crío se hace caca encima éso es lo primero que se cuenta. 

Hoy ha sido un día bastante relajado, el único que se ha portado mal ha sido el ordenador, que se ha puesto a pasar el antivirus. No sé qué tenía el crío ahí, pero ha encontrado unos 100 archivos infectados. Miedo. 

2013/07/02

Bavarian Horror Story

El domingo tocaba babysitting. Supongo que habréis imaginado ya cómo fue leyendo el título. De peli de terror. Un poco más y llamo a un exorcista, menuda la que se montó y menudos berridos que soltaban. Aunque antes de entrar en materia contaré la parte bonita del día: mi excursión a Possenhofen y Starnberg en el Starnberger See, cerca de Munich. Daré más detalles en el blog sobre viajes cuando tenga algo de tiempo libre, hoy solo pondré algunas fotos: