2013/04/26

Mi proceso de encontrar familia II

Bienvenid@s a la segunda parte de "Cómo conocí a mi familia" xD. Ahora que lo pienso (y que leo la última entrada para asegurarme, porque mi memoria a veces es digna de un pez), se me olvidó comentar que empecé a buscar familia... ¡A finales de septiembre! Sí, lo sé, una burrada de tiempo antes, alguno se habrá llevado las manos a la cabeza y todo. En mi defensa diré que una amiga que se había ido de au pair me contó que le costó un horror de tiempo encontrar a su HF y yo pensé: "Bueno, pues nada, me registro ahora y que tarde lo que tenga que tardar".

FAMILIAS NÚMERO DOS Y NÚMERO TRES
Durante el proceso de búsqueda envié como treinta solicitudes, pero como es natural, solo algunas recibieron respuesta. Estuve en contacto con tres familias diferentes: la danesa de la que os hablaba en el post anterior, una familia de Düsseldorf y mi futura HF. 

Un día despues de haber empezado a escribir mails con los de Dinamarca, el domingo por la noche,  entré al correo y ¡sorpresa! Tenía un mensaje en Aupair World. Corrí a abrirlo como si no hubiese mañana y vi que una nueva familia estaba interesada en mi perfil. Tenían tres hijos y vivían en Baviera, región que acababa de visitar apenas un mes atrás. Emocionadísima, la mañana siguiente contesté diciéndoles que me interesaba irme con ellos. Así fue como pasé la siguiente semana, todos los días correos para arriba y nervios para abajo, una de las semanas más estresantes de mi vida. Tenía mucho cuidado en no confundir nombres, claro está, no era plan de liarla ya desde el principio.

A mediados de esa semana me llegó un mensaje de la familia de Düsseldorf, encantadores ellos, aunque nunca tuve demasiadas esperanzas. Sabía que estaban hablando con muchas otras chicas y he de decir que tampoco sentí el feeling ése del que tanto se habla. Los niños parecían monísimos y bastante tranquilos, pero me daba la sensación de que la madre era un poco estirada y que en la convivencia podrían surgir problemas.

Y así pasaron los días, enviaba como mínimo dos correos al día con cada familia, hasta que...


LET'S SKYPE!
No voy a mentir: me entró pánico. En mi vida había utilizado el Skype, es más, me lo había bajado exclusivamente para hablar con las familias. Pero pensé que éso se daría un par de meses después (como mínimo). Pues nada, a semana y media de empezar a buscar dos familias querían tener la entrevista, lo cual era buena señal, pero no dejaba de darme miedo.

Concreté la entrevista con la familia alemana (mi HF) para un domingo o un lunes (ahora no lo recuerdo) por la noche. El panorama era el siguiente: yo sentada en mi mesa, atacada por los nervios, abriendo miles de pestañas de traductores y diccionarios mientras me aseguraba de que la parte de mi habitación que se vería desde la webcam estaba presentable. Al final ésto último no importó porque hablamos sin cam, la verdad es que el Skype funcionaba fatal (o yo no sabía utilizarlo bien, que también es probable) y acabamos hablando por teléfono. Vivo cerca de la frontera con Francia, por lo que la señal a veces se cortaba.

Aparte de eso la entrevista se me hizo amena, me preguntaron sobre mis estudios, mi experiencia con los niños, hablamos sobre viajes y sobre las condiciones de trabajo que tendría en Alemania, lo típico, vamos. Tras una hora de entrevista me sueltan que les gustaría que fuera su au pair durante el verano, ¡no me lo creía! Quedamos en contactar los próximos días para que les diese una respuesta, y así me fui a dormir, con cara de susto y emoción a la vez.


 vs.


Así estaba la cosa en ese momento, en el próximo post os hablaré de la última parte del proceso del matching, que ésto me estaba quedando un poco largo ya.

Acabo de contestar al mail que me mandaron el otro día, incluyendo tan sutilmente como he podido la incómoda pregunta sobre el viaje a Croacia, a ver qué se cuenta esta gente. Teniendo en cuenta mi alemán macarrónico, de sobra está decir que sutil, lo que se dice sutil, no ha sido el asunto. 

¡Nos leemos!


2 comentarios:

  1. Pero qué bonicos. Me encantan estas historias de "amor" aupairianas en las que las familias dicen "sí" y la au-pair (me incluyo) se va a la cama feliz. Es como un cuento de Disney xDDD (lo sé, deliro, pero es muy tarde xDD)

    En cuanto a lo de Croacia, me ha hecho muchísima gracia cómo lo has expresado xDD Ya verás como te dicen que te lo pagan ellos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja yo en ese momento ni me lo creía, me había hecho a la idea de que hasta marzo-abril no tendría family :P. Ahora tengo lagunas mentales de aquellos días.

      Espero con ansia su mail xD Menos mal que tengo internet en el movil y puedo mirar el correo durante el día, si no me volvería loca! Triste, lo sé jajaja.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...